El Papa, lee, reza y pasea en coche de golf en una isla de Strawberry

Sus únicos días de vacaciones de este año

Share this Entry

TORONTO, 24 julio 2002 (ZENIT.org.- Juan Pablo II disfrutó este miércoles de un día de descanso en la isla de Strawberry, situada a menos de cien kilómetros de Toronto, leyendo, rezando, y preparando sus encuentros con cientos de miles de jóvenes.

Los días que pasará el pontífice hasta el próximo sábado en este pedazo de tierra, rodeado por las aguas del lago Simcoe, se convertirán en las breves vacaciones que tomará este año. La preparación de su visita internacional número 97 a Canadá, Guatemala y México le había impedido en esta ocasión pasar sus tradicionales vacaciones en los Alpes italianos.

Estos días le permitirán descansar del largo viaje de nueve horas de avión, habituarse al cambio horario, y recuperar energías para sus masivos encuentros con los jóvenes.

Este mismo martes, poco después de llegar de Roma, abordo de un coche de golf eléctrico, el pontífice dio una vuelta de reconocimiento de la isla, propiedad de los Padres Basilianos, que la utilizan como centro de retiros o de convivencias.

Antes de sábado, sólo se ausentará unas horas de la isla este jueves, cuando vuele en helicóptero a Toronto para participar en su primer encuentro con los jóvenes que participan en las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ) en el Exhibition Place, feria de las exposiciones de la ciudad canadiense.

Los grandes encuentros del Papa con los jóvenes, sin embargo, tendrán lugar entre la vigilia del sábado y la mañana del domingo.

Un fuerte dispositivo de seguridad vela por el pontífice, que en su desplazamiento en helicóptero a la isla de Strawberry este martes fue escoltado por otros tres aparatos con militares.

El séquito que acompaña al pontífice en la isla es reducido. Esta formado, entre otros, por su médico personal, Renato Buzzonetti, y la religiosa polaca sor Tobiana, quien atiende al Santo Padre desde hace años en el Vaticano.

El obispo Stanislaw Dziwisz, secretario personal del Papa desde que era arzobispo de Cracovia, asegura que todo esté en orden para garantizar su tranquilidad.

Este viernes el obispo de Roma tiene pensado invitar a diez jóvenes (dos por continente) a almorzar en la isla y escuchar así, de cerca, sus expectativas y primeras experiencias de estas JMJ.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")