El cardenal Etchegaray llega a Bagdad con la carta del Papa para Sadam

El embajador iraquí ante el Vaticano invita a Juan Pablo II a visitar el país

Share this Entry

BAGDAD/ROMA, 11 febrero 2003 (ZENIT.org).- El cardenal Roger Etchegaray, emisario especial de Juan Pablo II, llegó este martes por la tarde a Bagdad.

«Aterrizo como mensajero de Juan Pablo II. Soy portador un mensaje para el presidente Sadam Huseín y esto es crucial para la paz en Irak», dijo el purpurado vasco-francés a los periodistas que le esperaban en el aeropuerto, a donde llegó con un avión de las Naciones Unidas procedente de Ammán (Jordania).

El cardenal tiene previsto encontrarse con varios dirigentes iraquíes, celebrar el miércoles una misa en la Iglesia caldea de San José en Bagdad, y «rezar por la paz».

No se sabe qué es lo que dice la misiva del Papa, sin embargo el domingo pasado el portavoz de la Santa Sede, Joaquín Navarro-Valls reveló que busca «hacer una seria reflexión sobre el deber de una efectiva cooperación internacional, basada en la justicia y en el derecho internacional, con el objetivo de asegurar a esas poblaciones el bien supremo de la paz».

El cardenal podría regresar a Roma con el viceprimer ministro iraquí, Tarek Aziz, quien el viernes próximo será recibido en audiencia por el obispo de Roma.

Según informaron portavoces del convento de San Francisco de Asís, Italia, Aziz visitará el sábado ese lugar y orará ante la tumba del santo.

El embajador iraquí ante la Santa Sede, Amir Alambari declaró a la prensa este martes que las puertas de su país están abiertas a Juan Pablo II, quien no necesita invitación oficial para visitar el país.

En vísperas del Jubileo del año 2000, Juan Pablo II quiso visitar en peregrinación Ur de los Caldeos, cuna de Abraham, en Irak, pero el régimen iraquí no favoreció aquella visita.

«Su visita sería una bendición no solamente para nuestro pueblo, sino para la causa de la paz de todo el planeta. Una expresión de solidaridad al máximo nivel, incluso si el Papa no pronunciase una sola palabra», dijo Alambari.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")