Aunque haya guerra, el representante del Papa permanecerá en Bagdad

«Siempre hay tiempo para la paz», asegura Navarro-Valls

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, 14 marzo 2003 (ZENIT.org).- La Santa Sede anunció este viernes su decisión de mantener a su representante en Bagdad, aunque tenga lugar una intervención armada contra ese país.

«La nunciatura apostólica de Bagdad permanecerá abierta incluso en el caso de una eventual intervención armada en el país», reveló Joaquín Navarro-Valls, director de la Oficina de Información del Vaticano.

«Es tradición constante de la Santa Sede que sus representantes diplomáticos permanezcan al lado de la población a la que han sido enviados, incluso en situaciones de extremado peligro», añadió el portavoz del Papa.

El nuncio apostólico en Irak es el arzobispo Fernando Filoni y su secretario el reverendo Jean-François Lantheaume.

«Incluso cuando faltan cinco minutos para la guerra, siempre hay tiempo para la paz», recordó este jueves Navarro-Valls en un encuentro público celebrado en Milán, según informa «Avvenire».

«No hay que abandonar nunca la esperanza de la paz y para obtenerla hace falta más consciencia y responsabilidad por parte de todos», concluyó.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación