«Crimen contra la paz» en Irak, insiste un representante de la Santa Sede

CIUDAD DEL VATICANO, 17 marzo 2003 (ZENIT.org).- El presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz de la Santa Sede afirmó este lunes que una posible intervención militar contra Irak sería «un crimen contra la paz».

Share this Entry

El arzobispo Renato R. Martino, ante la inminencia del ataque, recordó a los micrófonos de Radio Vaticano las palabras de Jesús: «Al hijo que pide pan, no le dais una piedra». Y añadió: «¡A un pueblo que desde hace 12 años pide pan, se preparan para tirarle tres mil bombas!».

«Es un crimen contra la paz que grita venganza ante Dios. Recemos para que el corazón del faraón no sea obstinado y de este modo no caigan sobre la humanidad las plagas bíblicas de una guerra espantosa», afirmó.

«Pero, ¿que hará ahora la Iglesia, el Papa?», se le preguntó en el programa radial de la emisora de la Santa Sede.

«Insistirá aún más en la necesidad y la urgencia de la paz –respondió el arzobispo, que durante 16 años fue observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas–. Como siempre será el Buen Samaritano que se arrodillará a vendar las plagas de un pueblo herido y debilitado».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación