Cristianos de Jericó permanecen en la ciudad con la ayuda de familias italianas

Print Friendly, PDF & Email

Por iniciativa de las parroquias de San Giovanni Valdarno

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

JERICÓ, 23 marzo 2003 (ZENIT.orgAvvenire).- Las 98 familias cristianas de Jericó, ciudad de Tierra Santa aislada y sin actividad económica, podrían permanecer en la ciudad gracias al apadrinamiento de otras tantas familias italianas.

Con poco más de 30 dólares mensuales, cada familia podría sobrevivir, según constató el padre Francesco Maria. Ello le impulsó a hacer un llamamiento para no perder su «pequeño rebaño».

La iniciativa de ayuda surgió de la visita del obispo italiano de Montepulciano-Chiusi-Pienza, monseñor Rodolfo Cetoloni, y del director de la oficina de asuntos sociales de la Conferencia Episcopal italiana, Paolo Tarchi a la ciudad palestina.

Las parroquias de San Giovanni Valdarno –de la diócesis de Fiesole (Italia)– decidieron hace dos semanas que 98 familias «adoptarían a distancia» a 98 familias cristianas de Jericó, comprometiéndose a aportar 35 euros al mes durante dos años.

La respuesta está siendo muy favorable: en sólo una semana, 45 familias italianas se han adherido al proyecto.

El padre Francesco Maria expresó en una carta su agradecimiento: «Vuestra visita ha traído a nuestra comunidad de “olvidados” una alegría infinita».

El religioso agradeció la ayuda italiana reconociendo que representaba un respiro vital. «La Providencia Divina ha entrado en la ciudad más antigua del mundo. Gracias de corazón a todos vosotros», escribió.

Jericó se encuentra a 27 kilómetros de Jerusalén. Hace tiempo que está prácticamente aislada del resto del mundo, circunstancia que ha paralizado casi por completo las actividades económicas en el lugar.

Para acceder a la ciudad hay que atravesar un control supervisado por militares israelíes. La delegación de San Giovanni Valdarno, por ejemplo, para acercarse a visitar la parroquia del Buen Pastor, obtuvo un salvoconducto de sólo cuatro horas.

30.000 personas viven actualmente en Jericó, en gran parte musulmanes. Los cristianos son aproximadamente 400, la mitad de ellos católicos. El resto son ortodoxos y coptos. Las familias sobreviven con una renta de poco más de un dólar diario.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }