Los católicos de Kuwait rezan por la paz

CIUDAD DE KUWAIT, 24 marzo 2003 (ZENIT.org).- El máximo representante de la Iglesia católica en Kuwait ha trasmitido su pesar por los sufrimientos que está viviendo la población iraquí a causa de la guerra.

Share this Entry

Monseñor Francis Micallef, carmelita descalzo, obispo de la capital del emirato que cuenta con unos 153.000 bautizados católicos, afirma: «Estamos tristes al ver lo que la población de Irak está teniendo que sufrir en estos, después de años de embargo y sufrimientos».

Jefe de la comunidad católica de Kuwait desde hace 21 años, monseñor Micallef celebró este domingo la misa ante un puñado de fieles.

«Habíamos rezado con el Papa y la comunidad cristiana antes del conflicto», explica el administrador apostólico de la Ciudad de Kuwait en declaraciones a la agencia misionera Misna. «Y seguiremos rezando con la esperanza de que esta guerra provoque el menor número de víctimas posible y que se restablezcan la paz y la estabilidad cuanto antes».

El obispo explica que en Kuwait la gente siente la tensión provocada por la guerra. Algunas personas llevan al cuello máscaras antigás por miedo a un ataque químico.

Los católicos kuwaitíes son en su inmensa mayoría extranjeros y sus comunidades reflejan su gran variedad de ritos (latino, siro-malabar de India, maronitas del Líbano, coptos y armenios).

El 37 por ciento de los católicos son árabes, el resto proceden de Pakistán, Egipto, Sri Lanka, India, Bangladesh, Filipinas, así como de Estados Unidos y Europa.

En su gran mayoría han venido al país para trabajar en el sector petrolero, o en trabajos domésticos de familias ricas árabes.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación