Inglaterra: Líderes religiosos denuncian el resurgimiento del antisemitismo

En un comunicado del «Consejo de cristianos y judíos» del Reino Unido

Share this Entry

LONDRES, martes, 27 enero 2004 (ZENIT.org).- En un comunicado de este martes, el arzobispo de Canterbury y primado de la Iglesia anglicana –Rowan Williams–, el arzobispo de Westminster y primado católico de Inglaterra y Gales –cardenal Cormac Murphy-O’Connor– y el rabino jefe británico Jonathan Sacks condenan firmemente el antisemitismo y denuncian el resurgimiento de este fenómeno en muchas partes del mundo.

Los firmantes, co-presidentes del «Consejo de los cristianos y judíos» del Reino Unido (CCJ), reconocen que la «cálida amistad entre los líderes cristianos y judíos británicos» alimentada por el organismo «ha tenido una influencia que ha ido más allá de ambos credos» cooperando a la tolerancia y respeto entre religiones y etnias en el país.

Sin embargo, constatan que actualmente «el antisemitismo está resurgiendo como fenómeno en muchas partes del mundo» y se manifiesta un incremento de «la incitación al odio y la violencia contra el pueblo judío». De ahí que muchas comunidades judías británicas «experimenten miedo y vulnerabilidad».

En relación con las críticas hacia la política israelí, los líderes religiosos reconocen que constituyen una «parte legítima de un debate democrático», pero tal crítica «jamás debería estar inspirada por actitudes antisemitas, llegar a una negación del derecho de Israel a existir o servir como justificación para ataques contra los judíos en todo el mundo».

«La realización de la paz, la justicia y la reconciliación en Tierra Santa será cada vez más difícil si permitimos el resurgimiento del antisemitismo», advierten.

«El antisemitismo es aborrecible. Es un intento de deshumanizar una parte de la humanidad haciendo que se convierta en un chivo expiatorio de problemas comunes a todos», se lee en la declaración del CCJ, fundado en 1942 durante la segunda guerra mundial para combatir la intolerancia religiosa.

Rechazando completamente las políticas del odio, «nos comprometemos una vez más –prosiguen– a combatir toda forma de racismo, prejuicio y xenofobia».

«Reconocemos que el sufrimiento de los judíos es una mancha en la historia de Europa» y «no permitiremos que esta mancha ensucie nuestro continente en el futuro tal como lo hizo en el pasado», subrayan.

Más información en www.ccj.org.uk .

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")