Juan Pablo II busca estrechar los lazos entre la Iglesia y el pueblo judío

Print Friendly, PDF & Email

Recibe en audiencia al «American Jewish Joint Distribution Comittee»

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 29 marzo 2004 (ZENIT.org).- Juan Pablo II propuso este lunes seguir promoviendo el acercamiento entre la Iglesia y el pueblo judío, al recibir a representantes de una institución judía estadounidense.

Al dar la bienvenida en inglés a los miembros del «American Jewish Joint Distribution Comittee», el pontífice reconoció que su visita al Vaticano «supone otro signo de los lazos de amistad entre el pueblo judío y la Iglesia católica, lazos que esperemos se estrechen cada vez más».

Desde 1914, este comité busca responder a las necesidades de los judíos en el mundo, en particular a los de regiones en las que sus vidas se encuentran en peligro o atraviesan condiciones particularmente difíciles, según explica la organización en su página web (http://www.jdc.org).

«Dios ha creado a los seres humanos a su imagen y les ha dotado de capacidad para amar. A través del amor cumplimos con nuestro destino para actuar a semejanza de Dios», recordó el Santo Padre.

«De este principio deriva nuestro deber de servir a los demás según el mandamiento que se encuentra en el Libro del Levítico: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo, soy el Señor»», afirmó.

«Estamos especialmente llamados a servir a los que tienen necesidad de nuestra ayuda para vivir con seguridad, justicia y libertad», concluyó, alentando la actividad de este comité y deseándole éxito en su labor de asistencia a los necesitados.

En los años noventa, este Comité judío garantizó ayudas y a 15.000 judíos etíopes. Tras la caída de los regímenes comunistas de Europa del Este, el Comité ha ayudado a las comunidades judías a redescubrir su herencia y a reconstruir una vibrante vida comunitaria.

El Comité ofrece servicios sociales a las comunidades más vulnerables del Estado de Israel: niños en situaciones difíciles, inmigrantes necesitados, ancianos y discapacitados.

En tiempos de crisis –guerra, desastres naturales, hambre–, el Comité ofrece ayuda a no judíos en respuesta al principio judío del «tikkun olam», la responsabilidad moral de reparar y aliviar el sufrimiento allí donde existe.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }