San Annibale Maria di Francia: «Enamoraos de Jesucristo»

El Papa presenta el legado del nuevo santo

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 16 mayo 2004 (ZENIT.org).- «Enamoraos de Jesucristo». En estas tres palabras sintetizó Juan Pablo II el mensaje del nuevo santo Annibale Maria di Francia, una de las figuras espirituales más destacadas entre finales del siglo XIX e inicios del siglo XX.

«El amor del Señor le llevó a dedicar toda su existencia al bien espiritual del prójimo –recordó el Papa en la homilía de su canonización–. En esta perspectiva, experimentó sobre todo la urgencia de realizar el mandamiento evangélico: «Rogad, pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies»».

Annibale Maria di Francia (1851-1927), sacerdote italiano, fundó de la Congregación de los Padres Rogacionistas del Corazón de Jesús y de las Hermanas Hijas del Divino Celo, con el carisma de vivir y propagar el mandato de Jesús de orar por las vocaciones poniéndose al servicio de los más pequeños y de los pobres, especialmente en tierras de misión.

«El padre Annibale Maria Di Francia dirige esta misma invitación a los jóvenes de nuestro tiempo, sintetizándola en su acostumbrada exhortación: «Enamoraos de Jesucristo»», consideró el Papa.

«De esta providencial intuición ha surgido en la Iglesia un gran movimiento de oración por las vocaciones –concluyó–. Deseo de todo corazón que el ejemplo del padre Annibale Maria Di Francia guíe y apoye también en nuestro tiempo esta acción pastoral».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")