Diócesis europeas lanzan iniciativas para hacer de las vacaciones un tiempo del espíritu

ROMA, viernes, 30 julio 2004 (ZENIT.org).- Por toda Europa numerosas iniciativas diocesanas secundan la invitación de Juan Pablo II –del pasado 11 de julio– para que las vacaciones puedan ayudar «a redescubrir y cultivar» la «indispensable dimensión interior de la existencia humana».

Share this Entry

La actividad «estrella» de este verano bien puede situarse en Santiago de Compostela (España), meta de la peregrinación de 40 mil jóvenes entre este viernes y el próximo 8 de agosto bajo el lema «Testigos de Cristo para una Europa de la Esperanza».

Organizada por la Conferencia Episcopal Española y el arzobispado de Santiago de Compostela, esta «Peregrinación Europea de Jóvenes» es una de las principales convocatorias del Año Jubilar Jacobeo 2004 y reúne a peregrinos de casi todas las diócesis españolas y de países europeos como Italia, Francia, Alemania, Portugal, Rusia, Ucrania, Rumanía y Lituania (más información en www.pej2004.org).

Por su parte, el servicio informativo del episcopado italiano «Sir» subraya entre las iniciativas estivales promovidas por las diócesis alemanas la de Tréveris junto a la de Metz en Francia, que han organizado una asistencia espiritual en alemán y francés para los veraneantes de los «camping».

Del 17 de julio al 28 de agosto se programarán celebraciones litúrgicas en distintas localidades próximas a la frontera franco-germana. Ello permitirá a los turistas participar en la Santa Misa.

«Hacer experimentar la Iglesia y la asistencia espiritual en vacaciones en un período de reposo y renovación» son las finalidades de esta iniciativa, que lleva en marcha 25 años, explica el padre Wolfgang Müller, párroco de Dudweil.

«El número de participantes en las Misas ha sido constante a lo largo de los años y cada vez se presentan nueva personas interesadas», añadió.

Originariamente destinada a los niños, la iniciativa ha evolucionado con el tiempo y han surgido actividades para adultos, para quienes el sacerdote organiza coloquios durante la semana.

La diócesis alemana de Hildesheim y el Land de Mecklemburgo-Pomerania occidental organizan el «Friedensgrund 2004» («campo de la paz 2004»), un viaje que llevará a medio centenar de jóvenes alemanes, acompañados por el obispo Josef Homeyer de Hildesheim y otros jóvenes de Europa oriental a Stary Sacz (Polonia), donde vivirán y trabajarán juntos hasta el 13 de agosto.

Los trabajos de construcción de un centro para peregrinos ocuparán en total a 180 participantes. El campo está organizado para favorecer el encuentro de estos jóvenes de naciones y confesiones diversas.

En el centro de las ofertas espirituales está la «Tienda de la Iglesia», donde las oraciones de la mañana y de la tarde se rezan en lenguas diferentes. Allí también tendrán lugar las celebraciones religiosas de las distintas comunidades: católica, ruso-ortodoxa, greco-ortodoxa, serbo-ortodoxa.

El proyecto «Friedensgrund» fue fundado en 1980 por monseñor Homeyer y se celebra cada verano para permitir a los jóvenes de la diócesis de Hildesheim encontrarse con sus coetáneos de Europa central y oriental y promover la reconciliación de los pueblos y la paz en Europa. Rumanía, Rusia, República Checa, Bielorrusia y otros países de Europa del Este han acogido ediciones anteriores (más información en www.friedensgrund.de).

Por otro lado, encabezado por el arzobispo de Birmingham, un «tour de la caridad» ha lanzado desde el 19 de julio durante 5 días a más de medio centenar de sacerdotes, religiosas y jóvenes en bicicleta por la archidiócesis. «Cycle for youth» es el nombre de esta iniciativa que ha permitido a monseñor Vincent Nichols encontrarse con sus fieles de una forma especial.

Internet también abre la posibilidad a múltiples propuestas de verano en las diócesis, monasterios y lugares de acogida espiritual en Francia a través de 500 enlaces accesibles gracias a la página http://infocatho.cef.fr/fichiers_html/vacances/prtl00pub.htm, que promueve la Conferencia episcopal del país.

El sitio también enumera las capillas de los aeropuertos y puertos, el santoral de julio y agosto, las liturgias dominicales y otras indicaciones relativas a peregrinaciones y fiestas parroquiales y diocesanas.

«He aquí la propuesta de unas vacaciones que hagan surgir naturalmente la oración transformando este tiempo en un momento de gozo», se lee en la presentación de la web.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación