La crisis humanitaria en Darfur (Sudán) reclama más ayuda, alerta «Caritas»

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 7 septiembre 2004 (ZENIT.org).- Una coalición de algunas de las mayores organizaciones de ayuda activas en la región occidental de Darfur (Sudán) y en el Chad han pedido a los gobiernos de Francia, Italia y Japón mayor generosidad en su respuesta a la tragedia que atraviesa esa región africana.

Share this Entry

La petición a los gobiernos citados de un incremento urgente y claro de ayuda se contiene en una carta conjunta de «Save the Children Alliance», «CARE International» «Oxfam International» y «Caritas Internationalis», explica esta última en un comunicado enviado a Zenit.

La nota de la organización católica recalca que a finales de agosto la ONU informó que había recibido sólo la mitad de los fondos necesarios para ayudar a los que han huido de la violencia en Darfur.

Aunque las agencias tienen larga experiencia en su trabajo en Sudán, «la situación en Darfur es particularmente impactante», apunta «Caritas Internationalis».

«Varios cientos de miles de personas han sido desplazadas y ahora se enfrentan al hambre y a la enfermedad», advierte.

«A ambos lados de la frontera entre Sudán y el Chad una tragedia humana se está desarrollando», pues la gente tiene una «necesidad desesperada» de agua potable, alimento, refugio, asistencia sanitaria y otros apoyos vitales.

La ONU «pidió 531 millones de dólares para llevar con éxito su labor a Darfur y el Chad, de los que se han reunido 276 millones; aún se necesitan 255 millones», apunta «Caritas».

35 mil muertos y dos millones de desplazados internos completan las cifras de la tragedia originada por los combates que desde febrero de 2003 enfrentan a grupos rebeldes de autodefensa populares y al gobierno de Jartum.

A éste acusan de abandonar Darfur porque su población es mayoritariamente negra y de financiar las milicias «Janjaweed» –salteadores árabes activos en el occidente sudanés–, que desde hace años siembran muerte y destrucción entre las poblaciones no árabes.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación