La Comisión Teológica Internacional afronta el tema de la ley natural

Decisiva para la concepción legislativa de los parlamentos

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 5 octubre 2004 (ZENIT.org).- Este lunes comenzó la sesión plenaria de la Comisión Teológica Internacional que durante esta semana discute, entre otros temas, sobre el fundamento de la ley natural.

Según ha explicado el secretario general de esta institución, que reúne a algunos de los teólogos más prestigiosos de todo el mundo, el padre Luis Ladaria SI, es un tema decisivo, «pues hay muchas cuestiones que no dependen sólo de una fe religiosa, sino también de las verdades a las que el hombre puede llegar con la razón».

«El Papa, en su encíclica «Fides et ratio» y antes en la «Veritatis Splendor» afrontó estos problemas. Se trata de cuestiones fundamentales: por ejemplo, las legislaciones de los diferentes países dependen de las ideas que tenemos sobre estos temas», afirma el padre Ladaria en declaraciones a «Radio Vaticano».

En un discurso a la Academia Pontificia para la Vida, el 27 de febrero de 2002, Juan Pablo II aclaró que «La ley natural, en cuanto regula las relaciones interhumanas, se califica como «derecho natural» y, como tal, exige el respeto integral de la dignidad de cada persona en la búsqueda del bien común».

«Una concepción auténtica del derecho natural, entendido como tutela de la eminente e inalienable dignidad de todo ser humano, es garantía de igualdad y da contenido verdadero a los «derechos del hombre», que constituyen el fundamento de las Declaraciones internacionales», añadía el Papa en esa ocasión.

Otro de los argumentos sobre los que discuten los teólogos es el de la voluntad salvífica y universal de Dios particularmente en relación con el bautismo de los niños.

Es inminente la publicación del último documento de la Comisión Teológica Internacional que lleva por título: «Comunión y Servicio: la persona humana creada a imagen de Dios». El texto afronta temas ligados al desarrollo de las ciencias y de las tecnologías, como la clonación humana, la investigación en embriones o la eutanasia y el aborto (Cf. Zenit, 4 de octubre de 2004).

«La Comisión se compone de teólogos de diversas escuelas y naciones, eminentes por ciencia y fidelidad al Magisterio de la Iglesia», explica la página web de la Santa Sede.

Los miembros –en número no superior a 30– son nombrados por el Papa por cinco años a propuesta del presidente de la Comisión, el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe –en estos momentos el cardenal Joseph Ratzinger– y tras consulta con las Conferencias Episcopales.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")