Exigencias irrenunciables de la Palabra de Dios

Por el profesor Silvio Cajiao, S.I.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 20 febrero 2005 (ZENIT.org).- Publicamos la intervención del profesor de Teología en Bogotá (Colombia) Silvio Cajiao, S.I., pronunciada en la última videoconferencia mundial sobre el tema «Fides et Ratio» («Fe y Razón») organizada por la Congregación vaticana para el Clero (www.clerus.org).

* * *

EXIGENCIAS IRRENUNCIABLES DE LA PALABRA DE DIOS
Prof. Silvio Cajiao, S.I.
(Bogotá 28-01-05)

Una vez que la carta apostólica Fides et ratio ha establecido las posibilidades de acceso a la verdad tanto por la fe que acepta la revelación como por la razón que críticamente la afirma, en el capítulo conclusivo Juan Pablo II quiere recordar que para el creyente la Palabra de Dios ha establecido una serie de referentes o verdades filosóficas que son válidas. Por ejemplo: el mundo no es un absoluto en sí, ya que sólo Dios lo es; el hombre es imagen de Dios y por tanto goza de inteligencia, autonomía e inmortalidad. El desconocimiento de tal dependencia introduce en la historia el peligro de autodestrucción para los seres humanos.

De igual forma se establecen verdades de carácter moral ante las cuales el hombre puede fallar no en razón del límite de su creaturalidad, sino al uso indebido de la libertad. De la Escritura se puede extraer la respuesta para la pregunta por el sentido de la existencia del hombre, que se encuentra en Jesucristo y en particular en el misterio de su encarnación, que coloca un reto a la filosofía en cuanto que en Él se estaría afirmando la integración de lo inmanente con lo trascendente.

Asistimos en nuestra época a una crisis de sentido por el ofrecimiento de visiones científicas fragmentarias de la realidad humana y por el abandono de algunas filosofías de su tarea sapiencial de ofrecer respuesta a la pregunta implícita en el sentimiento de religiosidad de los seres humanos que requieren una fundamentación natural de tal sentido.

Se solicita a las diversas filosofías que retomen igualmente su capacidad para dar fundamento ontológico a sus afirmaciones, puesto que algunas han caído en el utilitarismo tornándose superficiales y abandonando su razón de ser. La Iglesia postula que le es posible al entendimiento llegar a una adecuación con la realidad por conocer. En efecto, en el Nuevo Testamento encontramos afirmaciones de carácter ontológico sobre Jesucristo cuando se afirma de Él que es Hijo de Dios.

El Papa ha pedido a la filosofía que atienda a su carácter sapiencial, de adecuación del conocimiento a lo metafísico. En la parte final de este apartado indica algunas corrientes filosóficas que han renunciado a su verdadero servicio, tales son: el eclecticismo, el historicismo, el cientificismo, el pragmatismo, cuya principal dificultad, aparte de negar la posibilidad del acceso a la verdad, es el nihilismo que se ofrece como respuesta a la pregunta por el sentido sumiendo a los seres humanos no solo en el sin sentido de la vida, sino en la desesperación misma.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación