Concluido el proceso diocesano para la canonización de los dos pastorcillos de Fátima

Pendiente el parecer final del Vaticano y del Papa

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

FÁTIMA, martes, 22 febrero 2005 (ZENIT.org).- El obispado portugués de Leiría-Fátima anunció el domingo la conclusión del proceso diocesano para la canonización de los pastorcillos Jacinta y Francisco Marto, testigos –junto a su prima, Sor Lucía, fallecida el pasado 13 de febrero— de las apariciones de la Virgen en el lugar en 1917.

Los dos pastorcillos fueron beatificados por Juan Pablo II el 13 de mayo de 2000, día del aniversario de las apariciones, en Fátima.

«Puedo afirmar que el 19 de febrero se entregó la llamada “Positio” para la canonización de Jacinta y Francisco Marto», dijo monseñor Serafim Ferreira e Silva, obispo de Leiría-Fátima, en la celebración litúrgica de los beatos Jacinta y Francisco al día siguiente en el Santuario de Fátima, según recogió la agencia «Ecclesia».

El prelado manifestó también esperar que «el Papa Juan Pablo II pueda declarar la canonización de los beatos Francisco y Jacinta», proceso que pasa por etapas decisivas en el Vaticano, con el cierre de la «Positio Super Miraculum».

Al término de la celebración, monseñor Ferreira e Silva explicó que «(el cierre de la “Positio”) significa que el proceso documental está completo, traducido al italiano, definitivamente cerrado y entregado a Su Eminencia el cardenal Prefecto de la Congregación (vaticana) para la Causa de los Santos. A partir de ese momento, será sometido al juicio de cardenales y médicos. La sentencia final es después la decisión del Papa».

La fecha de la celebración del domingo –el 20 de febrero–, que tiene lugar por quinta vez en el Santuario de Fátima, se debe al día del fallecimiento de la beata Jacinta Marto, en 1920. Concluyó su vida terrena en el hospital D.Estefânia de Lisboa tras una larga y dolorosa enfermedad, ofreciendo sus sufrimientos por la conversión de los pecadores, la paz del mundo y por el Santo Padre.

Refiriéndose a la celebración de las exequias de Sor Lucía el pasado 15 de febrero en Coimbra, el obispo de Leiría-Fátima se declaró «emocionado al ver al fe, la fuerza de este pueblo», y aclaró: «La vidente más anciana (Lucía) acaba de desaparecer (…), la Iglesia no ha oficializado aún su culto. A título personal podemos rezar a Sor Lucía (…), a título oficial sólo después de la beatificación o la canonización».

En la mañana del domingo Fátima recibió a 4.500 personas que participaron en la celebración litúrgica de los beatos Jacinta y Francisco. Los niños, al término de la Santa Misa, fueron bendecidos por el obispo de la diócesis e hizo extensiva la bendición a todos los pequeños del mundo.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación