En suspenso la orden de demolición de 109 hogares de tribales cristianos en la India

BHUBANESWAR, viernes, 10 junio 2005 (ZENIT.org).- La intervención del gobernador del estado nororiental de Orissa, Naveen Patnaik, ha dejado en suspenso la orden de demolición de 109 casas de tribales cristianos en Christianpeta, en el distrito de Koraput.

Share this Entry

Siguiendo a Patnaik, Subha Sarma, administrador del distrito, ha ordenado paralizar «el proceso de desahucio en Christianpeta por ahora», confirma este viernes el episcopado indio haciéndose eco de «SarNews».

Sarma es quien había ordenado derribar «inmediatamente» el centenar de casas de cristianos.

En cuanto se tuvo conocimiento de ello, los cristianos intentaron posponer la demolición, pero el administrador Sarma rechazó la petición y, ante posibles tensiones, ordenó un «fuerte despliegue de policía» en la ciudad.

Representantes de la comunidad cristiana local decidieron dirigirse al gobernador de Orissa a fin de «detener el desconsiderado desalojo de esta pobre gente poco antes de la estación de las lluvias monzónicas».

«La movilización ha dado sus frutos: y el llamamiento a todas las fuerzas sanas que defienden los principios de libertad, justicia y democracia en la India, a nivel nacional, no ha permanecido desatendido y, al menos en este caso, ha vencido el respeto de las grandes tradiciones de pluralismo del subcontinente indio», valora la agencia misionera de la Santa Sede «Fides».

Las familias amenazada con el desahucio –en nombre del «embellecimiento» de la ciudad de Jeypore– son tribales pobres que, evangelizadas, han acogido el mensaje de Cristo (Cf. Zenit, 9 junio 2005).

A su presencia se opusieron grupos fundamentalistas como el «Rashtriya Swayamsevak Sangh» («RSS», «Cuerpo nacional de voluntarios»), entre las organizaciones fundamentalistas que promueven, también con la violencia, la ideología nacionalista del «hindutva», muy fuerte en el Estado.

El RSS es el brazo armado del «Bharatiya Janata Party» (BJP) –el partido nacionalista hindú–, que gobierna Orissa.

Según fuentes locales, el RSS había presionado a las autoridades civiles del distrito para la evacuación del asentamiento cristiano, apunta «Fides».

«Es muy triste que la administración civil se deje influenciar por estos movimientos. Esta acción viola la libertad y los derechos de las familias cristianas. Es un gravísimo acto de prevaricación en contra de la libertad ratificada por la Constitución india –había denunciado recientemente a “Fides” el portavoz del episcopado indio, el padre Babu Joseph–. Pedimos al gobierno que tutele sus derechos y que tome medidas contra el desbordante integrismo del que el RSS se hace portador».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")