Benedicto XVI confirma al cardenal Ruini como presidente de la Conferencia Episcopal Italiana

Cargo que desempeña desde 1991

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 14 febrero 2006 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha confirmado al cardenal Camillo Ruini, obispo vicario para la diócesis de Roma, como presidente de la Conferencia Episcopal Italiana.

Según informa un comunicado de la Oficina de Información de la Santa Sede, la confirmación del purpurado en el cargo tiene lugar «donec aliter provideatur», es decir, hasta nueva indicación.

El cardenal Ruini cumplirá los 75 años de edad el próximo 19 de febrero, fecha en la que, según el Código de Derecho Canónico, presentará al Papa su renuncia al gobierno pastoral. Corresponde al Santo Padre decidir el que se mantenga en el cargo durante el tiempo que considere oportuno.

Según los estatutos de la Conferencia Episcopal Italiana, corresponde al Papa, que como obispo de Roma es también primado de Italia, la elección de su presidente, a diferencia del resto de las conferencias episcopales de otros países, en las que el cargo es elegido por votación.

Normalmente el nombramiento del presidente de la Conferencia Episcopal tiene lugar por un período de cinco años. El cardenal Ruini es presidente de la Conferencia Episcopal desde el 7 de marzo de 1991 por decisión de Juan Pablo II.

El mismo Papa le confirmó en el cargo el 7 de marzo de 1996 y el 6 de marzo de 2001.

El anuncio tiene lugar después de que en este lunes la agencia italiana ANSA distribuyera el texto de una carta atribuida al nuncio apostólico en Italia, el arzobispo Paolo Romeo, con la que se realiza una consulta entre los obispos del país sobre nombres para un posible nuevo presidente de la Conferencia Episcopal.

Entre otras cosas, el cardenal Ruini es miembro del Consejo de cardenales para el estudio de los problemas organizativos y económicos de la Santa Sede, miembro de la Congregación vaticana para los Obispos y de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación