El Papa espera que el Encuentro de Valencia renueve la fe de las familias

Print Friendly, PDF & Email

Será clausurado por el Papa el domingo en su tercer viaje apostólico internacional

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 2 julio 2006 (ZENIT.org).- Benedicto XVI espera que el V Encuentro Mundial de las Familias, en el que participará del 8 al 9 de julio en Valencia (España), sirva para renovar la transmisión de la fe a las futuras generaciones en el actual contexto secularizado.

El pontífice confesó este domingo las esperanzas que ha depositado en su tercer viaje apostólico internacional al dirigirse a los miles de peregrinos que se congregaron en la plaza de San Pedro del Vaticano, bajo un tremendo sol, para rezar a mediodía la oración mariana del Ángelus.

«En tantas comunidades que hoy están secularizadas la primera urgencia para los creyentes en Cristo consiste en renovar la fe de los adultos para que sean capaces de comunicarla a las nuevas generaciones», afirmó el Papa.

El lema del viaje papal a la ciudad de Valencia, que desde este sábado hasta el próximo domingo, 9 de julio, reunirá a cientos de miles de familias de todo el mundo, será «¡Familia, vive y transmite la fe!».

El Papa está convencido de que « el camino de iniciación cristiana de los niños y adolescentes puede convertirse en una oportunidad útil para que los padres se vuelvan a acercar a la Iglesia y profundicen cada vez más en la belleza y en la verdad del Evangelio».

Para que la transmisión de la fe sea auténtica, reconoció el Papa, tiene que estar precedida y acompañada «por el compromiso de los padres de profundizar en el conocimiento de la propia fe, reavivando la llama con la oración y la asidua práctica de los sacramentos de la Confesión y de la Eucaristía».

Como el mismo Papa explicó, el primer Encuentro Mundial de las Familias se celebró en Roma en 1994, con motivo del Año Internacional de la Familia, promovido por las Naciones Unidas.

En aquella ocasión, Juan Pablo II escribió una apasionada meditación sobre la familia, que dirigió en forma de «Carta» a las familias de todo el mundo.

A ese encuentro de las familias le siguieron otros: el de Río de Janeiro, en 1997; el de Roma, en 2000 con motivo del Jubileo de las Familias; el de Manila en 2004, «donde no pudo participar personalmente, pero envió un mensaje audiovisual», como recordó Benedicto XVI.

El Papa espera que desde Valencia vuelva a escucharse «el memorable llamamiento que Juan Pablo II dejó hace 25 años en la exhortación apostólica «Familiaris consortio»: «Familia, ¡sé lo que eres!»».

Benedicto XVI concluyó poniendo en manos de la Virgen María «el éxito del próximo gran Encuentro de Valencia, y todas las familias del mundo para que sean auténticas comunidades de amor y de vida, en las que la llama de la fe se transmita de generación en generación».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }