La comunidad de Taizé explica el camino recorrido por el hermano Roger

TAIZÉ, jueves, 14 septiembre 2006 (ZENIT.org).- Publicamos el comunicado de prensa que ha emitido la comunidad ecuménica de Taizé tras las noticias de prensa que han hablado de una supuesta conversión al catolicismo del fallecido hermano Roger, fundador de la misma.

Share this Entry

* * *

En un artículo concerniente al hermano Roger, el periódico «Le Monde» del 6 de septiembre de 2006 ha dado crédito y eco a las afirmaciones de una pequeña hoja de información, vinculada a corrientes tradicionalistas, que deforman su marcha real y atacan su memoria.

Un texto del Consejo Pontificio para la Unidad de los cristianos, de Roma, fue solicitado para apoyar una tesis de «conversión» del hermano Roger, mientras que dicho texto no dice tal cosa. En cuanto al obispo emérito de Autun, monseñor Seguy, él mismo ya ha matizado sus palabras. Rechazando el término «conversión», declaró a AFP: «No he dicho que el hermano Roger había abjurado al protestantismo, sino que había manifestado que adhería plenamente a la fe católica».

De origen protestante, el hermano Roger, llevo a cabo un camino que no ha tenido precedentes desde la Reforma: entrar progresivamente en una plena «comunión» con la fe de la Iglesia católica sin una «conversión» que hubiese implicado una ruptura con sus orígenes. En 1972, el obispo de Autun de entonces, monseñor LeBourgeois, le dio, simplemente, la comunión por primera vez sin pedirle ninguna otra profesión de fe que el Credo recitado durante la Eucaristía, y común a todos los cristianos. Algunos testigos que estuvieron presentes pueden atestiguarlo.

Hablar en este caso de «conversión», es no comprender la originalidad de lo que el hermano Roger ha buscado.

Este camino del hermano Roger no ha tenido jamás nada de oculto. En 1980, a la ocasión de un encuentro europeo de jóvenes en Roma, se expresó públicamente, en la basílica de San Pedro y en presencia del papa Juan Pablo II, en estos términos: «Encontré mi propia identidad de cristiano, reconciliando en mí mismo, la fe de mis orígenes con el misterio de la fe católica sin ruptura de comunión con nadie».

El camino del hermano Roger no ha sido comprendido por todos pero ha sido acogido por muchos, por el papa Juan Pablo II, por obispos y teólogos católicos que han venido a celebrar la eucaristía a Taizé, como también, por responsables de Iglesias protestantes y ortodoxas con las cuales el hermano Roger ha pacientemente construido una confianza a través de los años.

Quienes quieren a todo precio que las confesiones cristianas encuentren cada una su identidad oponiéndose unas a las otras, no pueden por supuesto comprender el camino del hermano Roger. Era un hombre de comunión y es esto que, para algunos, es difícil de comprender.

El 6 de septiembre de 2006
Communauté de Taizé
www.taize.fr

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")