Filipinas: Los obispos piden elecciones libres y creíbles

Se movilizarán todas las organizaciones eclesiales

Share this Entry

MANILA, martes, 30 enero 2007 (ZENIT.org).- La Conferencia Episcopal de Filipinas (CBCP), en un comunicado hecho público el 28 de enero, hizo un llamamiento en favor de unas elecciones libres y creíbles.

Los prelados urgieron a los fieles a un masivo esfuerzo y a tomar las necesarias medidas que garanticen «limpias, honestas y pacíficas» elecciones, en mayo de este año.

Esto significa que todas las organizaciones e instituciones eclesiales serán movilizadas y se unirán a otros grupos que trabajan por la misma noble causa.

«Como nación, no podemos afrontar ya otro ejercicio electoral controvertido que agravaría ulteriormente la destrucción social y la desesperanza», dijo la Conferencia Episcopal en una declaración leída por su presidente, el arzobispo Angel Lagdameo.

La declaración de los obispos se produjo al final de la asamblea plenaria de tres días, celebrada en el Centro Papa Pío de Manila, para dialogar y tomar una postura común sobre varios temas pastorales y sociales.

Cerca de 90 obispos de los 129 miembros de la CBCP asistieron a esta reunión bianual.

Esta vez, sin embargo, los prelados no trataron orientaciones para el voto como hicieron en el pasado.

Monseñor Lagdameo dijo que la CBCP ha hecho un gran número de orientaciones electorales casi en cada elección por lo que no desean repetir lo que ya dijeron antes.

Lo que es importante ahora, subrayaron, es que los votantes «elijan gente sabia, capaz de discernir y experimentada».

Lagdameo dijo que les gustaría que los fieles se implicaran en todo –campaña, puestos de vigilancia de las elecciones y recuento de votos- para asegurar que el entero ejercicio electoral tenga resultados fiables.

«Este es un esfuerzo de parte de la sociedad civil para ayudar a la Comisión Electoral a establecer una elección pacífica y honesta porque hemos visto en el pasado que ella necesita realmente ayuda», dijo Lagdameo.

El prelado urgió a una coordinación entre los grupos de laicos conectados con la CBCP como el Consejo Pastoral Parroquial para una Votación Responsable (PPCRV) y el Movimiento Nacional para Elecciones Libres (NAMFREL) que están «trabajando para ayudar a limpiar la suciedad de nuestro fácilmente corrompible proceso electoral».

«Esperamos que esta vez se compartan las funciones y haya coordinación entre ellos», dijo por su parte el vicepresidente de la CBCP arzobispo Antonio Ledesma.

Los obispos señalaron que muchos de los actuales problemas políticos del país, que han impedido un mayor desarrollo económico y justicia social, especialmente hacia los pobres, pueden deberse a cuestiones irresueltas que tienen que ver con la conducción de las pasadas elecciones.

Subrayaron que las elecciones de mayo «son especialmente importantes» porque deberían permitir al pueblo escoger auténticos servidores públicos e instrumentos de una sociedad más justa para todos.

«En estos dos años, somos más conscientes de que se ha hecho fácil sucumbir a la apatía y la desesperanza sobre nuestro país y su vida política», dijeron los obispos pero añadieron que están llamados a no perder nunca la esperanza.

La declaración de los obispos será enviada a todas las diócesis y se espera que llegue a miles de sacerdotes, hombres y mujeres religiosos y catequistas, y que se distribuya en 2.800 parroquias de todo el país.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")