Monseñor Planas: El periodista católico debe ser un «maestro de sentido»

MADRID, jueves, 19 abril 2007 (ZENIT.orgVeritas).- Monseñor Enrique Planas, observador de la Santa Sede ante el Consejo de la Cultura de Europa, impartió este miércoles la conferencia «Seriedad, verdad y profesionalidad en la información de la Iglesia», en las III Jornadas «Prensa e Iglesia en la España contemporánea», organizadas por la Universidad CEU San Pablo, que se celebraron este miércoles en la Facultad de Comunicación bajo el título «La formación de los periodistas católicos».

Share this Entry

Para monseñor Planas, el periodista católico debe ser un «maestro de sentido», que ayude a dar el paso de la sociedad de la información a la sociedad del conocimiento, un «agente se sentido» que sepa conjugar «la formación del pasado y la sensibilidad del presente para construir un futuro decoroso».

En este sentido, y debido a la «posición privilegiada» del periodista como «mediador entre el público y las fuentes», el periodista debe ser un agente de sentido capaz de «encuadrar las cosas» orientándolas a la construcción del «futuro y la convivencia»; y de ayudar «a formar criterio y dar rumbo a la sociedad».

Para monseñor Planas, «crear sentido» significa también dar un paso «del caos a la coherencia», de modo que el periodista se convierte en un «pedagogo de los valores nuevos integrándolos con los de siempre». En este contexto añadió que «se puede ser ameno y vender muchísimo con estos valores».

El prelado se refirió al comunicador como «un artífice de diálogo, un tejedor de redes», que sabe salvar distancias. Es más, para monseñor Planas el periodista católico tiene que ser un «ministro de reconciliación».

Además, consideró importante que el periodista sea un «experto en discernimiento», para que pueda «cribar la avalancha de información». Para el observador de la Santa Sede ante el Consejo de la Cultura europeo, «la capacidad de elección está vinculada a la capacidad de imaginación y prevención».

Por otra parte, para este experto, existe una «campaña inmensa para domesticar Internet», no solamente en España sino a nivel europeo. El prelado comentó que Internet fastidia a los «grandes medios que sirven a señores», pero añadió que los intentos de domesticación han sido frenados hasta ahora gracias a los internautas, que defienden este espacio de libertad.

Finalmente, monseñor Planas dijo que «el telón de fondo para un periodista católico es el Evangelio».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación