La Conferencia Episcopal de Colombia protesta contra el arresto de tres días de un obispo

BOGOTÁ, domingo, 22 abril 2007 (ZENIT.org).- La Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) criticó el 20 de abril la decisión de un Juzgado de sancionar al Arzobispo de Manizales, Fabio Betancur Tirado, por desacatar un fallo de tutela.

Share this Entry

Esa tutela ordena su arresto por tres días por la denuncia de un ex seminarista que lo acusa de haberlo expulsado del Seminario de esa ciudad sin justa causa.

El episcopado asegura en un comunicado que esta decisión es contraria a lo expresado en el Artículo Segundo del Concordato vigente entre el Estado Colombiano y la Santa Sede, que dice: «La Iglesia Colombiana conservará su plena libertad e independencia de la potestad civil y por consiguiente podrá ejercer libremente toda su autoridad espiritual y su jurisdicción eclesiástica conformándose en su gobierno y administración con sus propias leyes».

El comunicado firmado por monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, presidente de la CEC, manifiesta pleno respaldo a monseñor Betancur Tirado. Así mismo deplora que con estas decisiones «se atente contra el Derecho que tiene la Iglesia de velar porque no accedan al Sacerdocio los candidatos que carecen de las cualidades requeridas para ejercer adecuadamente el ministerio en la Iglesia católica».

Los sacerdotes de la arquidiócesis de Manizales han manifestado su total solidaridad al obispo.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación