La Iglesia en la India junto a los antiguos “intocables”

Print Friendly, PDF & Email

Se temen nuevos actos de violencia anticristiana en Navidad

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

NUEVA DELHI, jueves 4 de diciembre de 2008 (ZENIT.org).- Con el lema «Buscar la justicia, liberar a los oprimidos», la Conferencia Episcopal India, junto con el Consejo Nacional de las Iglesias en la India (NCCI), han declarado el próximo domingo 7 de diciembre como «Día de liberación Dalit», para reclamar los derechos de este grupo tribal que constituía los «intocables» en el antiguo sistema de castas hindú.

Aunque el sistema de castas fue oficialmente abolido hace años, en la India los dalits siguen siendo fuertemente marginados y perseguidos, añadiéndose a ello el que muchos de ellos hayan abrazado la fe cristiana e islámica.

Este día ha sido convocado precisamente ante las brutales violencias cometidas en Orissa y otros estados de la India, en la que gran parte de las víctimas eran dalits cristianos.

Según los datos que maneja la Conferencia Episcopal, al menos 57 de los fallecidos eran «intocables», así como decenas de miles de refugiados a quienes se han destruido sus propiedades. «Los dalits cristianos en Orissa son ‘demonizados’ por las autoridades comunales», denuncian.

«Los dalits cristianos son atacados porque son dalits, lo que supone opresión en nombre de las castas, y también porque son cristianos, lo que es discriminación en nombre de la religión. La violencia contra los dalits cristianos constituye una prueba flagrante de violación contra sus derechos humanos», afirma el mensaje que los obispos de la India han hecho público con motivo de esta celebración.

El «Día de liberación Dalit» se celebrará el próximo domingo con una jornada de oración en todas las Iglesias de India. El día ha sido elegido, explican los obispos, por su proximidad con el aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (10 de diciembre).

El propósito de la Jornada es, por un lado, sensibilizar a la comunidad cristiana ante la marginación de los dalits, y por otro, reclamar al Gobierno indio una acción más contundente para garantizar el respeto de los derechos humanos.

Continúa la violencia

Por otro lado, a pesar de los esfuerzos del Gobierno, siguen produciéndose actos de violencia contra los cristianos. Según denunció este miércoles la agencia italiana Asianews, dos mujeres han sido asesinadas en el distrito de Kandhamal, tras haber vuelto a sus poblados para cosechar arroz en sus campos a fin de alimentar a su familia.

Además, en otro poblado fueron quemadas, la noche del 25 al 26 de noviembre pasados, dos casas de cristianos y una de un hindú acusado de cobijarles. Casualmente, hacía pocos días este poblado había sido el escenario de una celebración de paz convocada por las autoridades para demostrar a los cristianos que podían volver porque la violencia «había terminado».

Monseñor Rafael Cheenath, arzobispo de Cuttack-Bhubaneswar, una de las diócesis más castigadas por la violencia, ha denunciado que la persecución «no se ha detenido» y que al contrario, en Navidad «nuestros perseguidores han anunciado nuevas acciones contra nosotros».

Para el prelado, es evidente que esta violencia «está desencadenada por grupos hindúes vinculados a poderes económicos y políticos, que ven en el compromiso de los cristianos por la justicia y la igualdad un peligro a su supremacía».

Tarjetas de navidad

La persecución contra los cristianos de Orissa es precisamente el tema elegido por el arzobispo de Nueva Delhi, monseñor Vincent Concessao, para ilustrar unas tarjetas de navidad especiales que la archidiócesis distribuirá durante las próximas fiestas, informa el servicio de prensa de la Conferencia Episcopal.

En ellas se lee el mensaje «Paz a los hombres de buena voluntad» en la parte frontal, ilustrada con fotografías de cristianos y otras víctimas de la violencia en Orissa y Karnataka, junto con la tradicional imagen de José, María y el Niño a la derecha.

Esta tarjeta navideña será enviada a funcionarios públicos, líderes políticos, miembros de la sociedad civil y líderes cristianos en apoyo de los cristianos perseguidos, a quienes grupos hindúes han amenazado especialmente con nuevos actos violentos el 25 de diciembre próximo.

Los obispos indios han invitado a todos los cristianos que este año celebren unas fiestas «austeras» como signo de comunión y solidaridad con las víctimas, tanto de la violencia anticristiana como de los pasados ataques terroristas en Mumbai.

Por Inma Álvarez

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }