El nuevo arzobispo de Westminster ofrece tres “modelos de bienestar”

Print Friendly, PDF & Email

En su primera carta pastoral

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

LONDRES, lunes 21 de septiembre de 2009 (ZENIT.org).- En su primera carta pastoral como arzobispo de Westminster, monseñor Vincent Nichols afirma que la oración es esencial para el bienestar, y propone tres modelos de particular significado este año.

Monseñor Nichols, que fue nombrado arzobispo de Westminster en abril, tomó la relación con Cristo como tema de su primera carta pastoral, hecha pública el pasado viernes 18.

«Una buena práctica de oración diaria es esencial para nuestro bienestar», afirma el prelado en la carta. Y sugiere que santa Teresita de Lisieux, el cardenal John Henry Newman y san Juan María Vianney pueden ayudar a estar cada vez más cerca de Cristo.

Cada uno de estos modelos tiene un particular significado para Inglaterra este año.

Santa Teresita «nos enseña que la oración de hecho puede ser parte de nuestra rutina diaria, entretejida en las tareas habituales de cada día», dice el arzobispo. «A través de su propia oración, ella logró entender que su vocación era el amor».

Además, la santa francesa tiene particular significado para los fieles de la archidiócesis de Westminster porque sus reliquias visitarán Londres en octubre.

«Mucha gente encuentra que, en presencia de ella, su fe se fortalece, su oración se profundiza y que se convierten a Dios de nuevo, a través del arrepentimiento y del sacramento de la reconciliación», afirma monseñor Nichols.

Un don sorprendente

El cardenal Newman es un modelo particularmente actual porque su beatificación está prevista para el verano de 2010, «la primera persona inglesa reconocida como ‘Confesor de la Fe católica’ en los últimos 600 años», observó el prelado.

«Como sabéis, llegó gradualmente a la plenitud de la fe católica –añadió–. Aún, en sus propias palabras, llegó a reconocer nuestra fe como una «religión trabajada», que no tiene nada que ver con ideas o con vagas generalidades, sino que nos lleva al culto verdadero de Cristo mismo».

«En el corazón del sentido realista de la nuestra fe que tenía Newman estaba la presencia real de Crsito en el Santísimo Sacramento, como ‘real’, decía, ‘tan real como nosotros'».

«Podemos aprender de él a despertar en nosotros mismos esta fe en la presencia real y permanente de Cristo en la Santa Eucaristía, reservada en el Tabernáculo –añadió–. De esta forma, no solo construiremos nuestra propia vida de oración sino que además animaremos a los demás, en la iglesia, a entregarle este tiempo precioso a él. Después de todo, Él es el único que puede traer una paz duradera a nuestras vidas».

Finalmente, monseñor Nichols ofrece a san Juan María Vianney como modelo, el patrón de este Año Sacerdotal.

«Él también nos recuerda la centralidad de la oración y su repercusión en nuestras vidas, y sobre el don sorprendente que se nos da en la Presencia Real del Señor en nuestras iglesias», afirma el prelado.

Monseñor Nichols concluye expresando su esperanza de que «de estas fuentes de fuerza y ánimo, seamos renovados en nuestra fe y en nuestra generosidad hacia todos los necesitados».

El texto completo de la carta, así como el formato audio y video, pueden verse en: www.rcdow.org.uk/multimedia/?page=audio&player=95

[Traducción del inglés por Inma Álvarez]

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }