España: Últimos preparativos para la manifestación contra la ley de aborto

Los obispos no lideran la protesta pero la consideran “legítima y conveniente”

Share this Entry

MADRID, jueves, 15 octubre 2009 (ZENIT.org).- Se ultiman los preparativos para la macromanifestación que se celebrará en Madrid, España, el próximo 17 de octubre contra la nueva ley del aborto promovida por el Gobierno. La concentración que prevé la participación de manifestantes de todo el país está convocada por más de cuarenta asociaciones civiles y religiosas.
 
El Consejo de Laicos de la Archidiócesis de Madrid ha invitado a los fieles a participar en la protesta a través de un comunicado que publica el Arzobispado de Madrid.

Además de animar a asistir a la marcha, el Consejo de Laicos recuerda que la asistencia de los fieles el próximo sábado demostrará “su compromiso por la vida, la mujer y la maternidad”. Expone en su comunicado que la iniciativa del Gobierno “nos obliga a todos los que valoramos la vida humana y el derecho a la maternidad a manifestar públicamente nuestro compromiso para evitar que se degrade aún más el ya precario e insuficiente compromiso de la legislación española en este sentido”.

Pone de manifiesto, también, que la reforma del Ejecutivo –por la que se podrá abortar libremente hasta la semana 14- supondrá que en las primeras semanas de gestación el niño “va a ser privado de su derecho a la vida por mera voluntad de la madre”.

Advierte, además, que con la excusa de otorgar un “derecho” y “libertad” a la mujer para decidir sobre la vida de su hijo, la mujer “no será apoyada como es debido” y que “se impondrá con carácter obligatorio y coactivo en todos los centros sanitarios y educativos tanto la ideología de género como su visión de la sexualidad y la persona”.
 
Las organizaciones convocantes llaman en un manifiesto a la asistencia masiva “para que los gobernantes y parlamentarios de España sepan que hay una amplísima mayoría de españoles que rechazan toda legislación permisiva del aborto y reclaman alternativas solidarias en apoyo de la mujer embarazada”.
 
Aunque la Iglesia no lidera la manifestación, numerosas diócesis, a modo individual, han dirigido un claro llamamiento a sus fieles para que secunden la movilización desplazándose hasta la capital de España.
 
Numerosos obispados –informa en su último número la revista Vida Nueva–, principalmente a través de sus delegaciones de Familia y Vida (Canarias, Jerez, Málaga, Osma-Soria, Santiago de Compostela, Teruel, Tui-Vigo y Zamora son algunos ejemplos), remiten para más información a la página oficial de los organizadores (www.cadavidaimporta.org), en la que se dan instrucciones y se ofrecen facilidades para participar, o a la propia Declaración que la Conferencia Episcopal hizo pública el pasado 17 de junio.
 
Algunas otras, como Lugo, Almería, Huelva, Huesca o Segorbe-Castellón, animan de un modo directo a acudir a la manifestación. De hecho, ofrecen toda la información para partir de un modo organizado, a través de autobuses. De un modo particular, se han posicionado las diócesis de Barbastro-Monzón, Palencia, Pamplona y Tudela, Jaén y Tarazona, incluyendo cartas pastorales de sus obispos en las que critican con dureza la controvertida iniciativa legislativa.
 
Los obispos expresaron su posición favorable a la participación en la protesta a la conclusión de la Comisión Permanente que celebraron recientemente en Madrid.
 
En la nota de prensa final de la reunión episcopal se dice que “los obispos consideran legítima y conveniente tal convocatoria y la participación en la misma”.
 
“Los fieles laicos –añaden- responden adecuadamente al desafío planteado –de gran trascendencia moral y social- haciendo uso de su derecho a manifestarse pacíficamente para expresar su desacuerdo con la ley proyectada, que supone un serio retroceso en la protección del derecho a la vida de los que van a nacer, un mayor abandono de las madres gestantes y un daño irreparable para el bien común”.
 
Por Nieves San Martín
 

 

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación