Los obispos irlandeses reiteran su compromiso de proteger a los niños

Print Friendly, PDF & Email

En el primer aniversario de la Carta del Papa sobre las crisis de los abusos

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

MAYNOOTH, martes 22 de marzo de 2011 (ZENIT.org).- Los obispos de Irlanda reiteran su compromiso de garantizar la seguridad de los niños y de protegerles de cualquier forma de abuso, en una carta pastoral “breve pero muy importante”.

El pasado sábado, la Conferencia Episcopal de Irlanda publicó un documento en el que se muestran varias iniciativas para proveer una respuesta pastoral a los abusos. El documento, titulado Towards Healing and Renewal (Hacia la curación y la renovación) marca el primer aniversario de la publicación de la Carta Pastoral del Papa Benedicto XVI a los católicos de Irlanda.

El cardenal Seán Brady, arzobispo de Armagh, observó que esta publicación es “un documento pastoral breve pero muy importante»: «Representa parte de una responsabilidad más amplia y un recorrido más largo por parte de la Iglesia al ofrecer su apoyo a los supervivientes de abuso en su camino hacia la curación y la paz, y en un compromiso propio de renovación».

La carta revela que las diócesis y las órdenes religiosas en Irlanda han comprometido otros 10 millones de euros en apoyo de un servicio de consulta para los supervivientes de abusos por parte del clero. Esta línea de ayuda y asesoramiento, que es gratuita y confidencial y lleva el nombre de Towards Healing, Hacia la curación – es solo una parte de la respuesta de la Iglesia a los abusos por parte de religiosos.

El documento también señala prioridades, como la oración por las víctimas de los abusos, escuchándoles “con cuidado y sensibilidad”, dándoles apoyo espiritual, implementando políticas para garantizar un futuro seguro para los niños en la Iglesia, y la revisión de diócesis y congregaciones religiosas por parte del National Board for Safeguarding Children.

Según el cardenal Brady, la publicación de este documento junto con el compromiso a cinco años de finnanciar el nuevo servicio de asesoramiento de la Iglesia a víctimas de abusos “son dos signos tangibles de nuestro compromiso de trabajar con todas las personas de buena voluntad para garantizar lo mejor que podamos que todo niño de esta isla está atendido y a salvo de cualquier forma de abuso y daño».

“La solicitud pastoral a las víctimas es una respuesta necesaria de la Iglesia ante los abusos, pero también lo es la oferta de asistencia profesional a quienes lo necesitan”.

«El mes pasado, la Conferencia Episcopal irlandesa, la Conferencia de religiosos y la Unión de Misioneros lanzaron y ampliaron un servicio de acompañamiento a los supervivientes del abuso”.

El purpurado añadió que Towards Healing proporciona a los supervivientes un clima profesional y de atención junto con un campo amplio de servicios de apoyo».

El servicio fue renovado el mes pasado con nueva estructura y equipo directivo de cara a conocer mejor las necesidades de las víctimas de abusos y sus familias.

Oración y penitencia

«Para los cristianos, la oración es una parte esencial del camino de curación y renovación”, afirmó el cardenal Brady. «Nosotros, como obispos, renovamos nuestro compromiso con la tradición de la penitencia de los viernes con un énfasis particular en recordar el sufrimiento de quienes han sufrido abusos».

También subrayó “el papel vital de las parroquias de asistir al proceso de curación de las víctimas de abuso”.

«Como resultado del grave mal del abuso, para muchos supervivientes su fe en Dios y en la Iglesia fue profundamente dañada”, reconoció el cardenal. “Muchos han expresado su esperanza de que este daño pueda ser addressed.».

Observó que en Towards Healing and Renewal “dedicamos a personal pastoral cualificado para afrontar este delicado reto de la curación y la renovación”.

“Una colosal ruptura de la confianza tiene lugar cuando un niño sufre abusos. Si el abusador es un sacerdote o religioso, se perpetra una traición aún mayor”.

«La mala gestión de los casos de abuso por parte de las autoridades de la Iglesia ha agravado este daño», añadió.

“Mientras seguimos adelante en nuestro camino de renovación, la Iglesia quiere reparar la brecha que se ha producido en la confianza”, concluyo el purpurado. “Pedimos humildemente que se nos de esa oportunidad».

El original de la carta se encuentra en: www.catholicbishops.ie/2011/03/19/healing-renewal-2/

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }