El próximo Encuentro Mundial de las Familias será el 2015 en Filadelfia

Print Friendly, PDF & Email

Benedicto XVI anunció antes del Angelus la elección de dicha ciudad estadounidense

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

BRESSO, Domingo 3 junio 2012 (ZENIT.org).- Al término de la celebración eucarística conclusiva del VII Encuentro Mundial de las Familias, el santo padre Benedicto XVI dirigió el rezo del Angelus con los fieles presentes en el Parque de Bresso. Publicamos a continuación las palabras dirigidas por el papa antes del rezo de la oración mariana.

************

¡Queridos hermanos y hermanas!:

No tengo palabras para agradecer por esta Fiesta de Dios, por esta comunión de la Familia de Dios que somos todos. Al final de esta celebración, vaya una gratitud inmensa a Dios que nos ha regalado esta gran experiencia eclesial.

Por mi parte, quiero expresar un sincero agradecimiento a todos aquellos que han trabajado para este evento, empezando por el cardenal Ennio Antonelli, presidente del Consejo Pontificio para la Familia, y el cardenal Angelo Scola, arzobispo de Milán. Doy las gracias a todos los responsables de la organización y a todos los voluntarios. Y me complace anunciar que el próximo Encuentro Mundial de las Familias tendrá lugar en el año 2015, en Filadelfia, Estados Unidos de América. Saludo al arzobispo de Filadelfia, monseñor Charles Chaput, y le agradezco de antemano por su disponibilidad.

Palabras dirigidas a los fieles de lengua española

Saludo con particular afecto a los fieles de lengua española, que con gran entusiasmo participan en este Encuentro Mundial de las Familias, así como a aquellos que se unen espiritualmente al mismo a través de los medios de comunicación. Que la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, haga crecer a todos interiormente en la sabiduría del amor y de la entrega, de modo que siguiendo el ejemplo de la Virgen María, modelo perfecto de hija, madre y esposa, los hogares sean cada vez más templos de Dios y verdaderas Iglesias domésticas por la copiosidad de sus virtudes y la belleza de la mutua unión y la constante fidelidad. Feliz domingo.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }