China: Ha sido elegido el futuro obispo de Shanghai

Print Friendly, PDF & Email

El padre Thaddeus Ma Daquin

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

ROMA, lunes 11 enero 2012 (ZENIT.org).- El padre Thaddeus Ma Daqin fue elegido el 30 de mayo para ser el futuro obispo de Shanghai. Nombrado obispo coadjutor del obispo “oficial” de la diócesis, la Santa Sede ha dado su aprobación a la elección.

De unos cuarenta años de edad, el padre Ma se convierte así en obispo coadjutor de Shanghai, diócesis de la que es obispo «oficial», Mons. Jin Luxian, de 96 años de edad, informa la agencia Eglises d’Asie.

Único candidato, el padre Ma recibió 160 de 205 sufragios que componían el electorado reunido para esta ocasión, a saber 86 sacerdotes de la diócesis de Shanghai, 55 religiosas y 64 laicos. De los 190 votantes presentes este 30 de mayo, dos votaron en contra del padre Ma y 28 se abstuvieron. El voto, del que los resultados deben todavía ser confirmados por las instancias centrales de la Iglesia en Pekín, se celebró mientras que la Santa Sede ya había dado su acuerdo para que padre Ma fuera el obispo coadjutor de Shanghai

El nombramiento del padreMa como obispo coadjutor, cierra así un período de incertidumbre desde que la dimisión del que fuera hasta ahora el sucesor designado por monseñor Jin había sido hecha pública. En diciembre de 2011, monseñor Jin había anunciado que había aceptado la dimisión de monseñor José Xing Wenzhi, que desde el 2005 era su obispo auxiliar. Y, en la misma ocasión, el anciano obispo había nombrado al padre Ma vicario general de la diócesis, designándolo así a los ojos de todos como su nuevo sucesor.

A día de hoy, hay muchos interrogantes y permanecen en el misterio las razones de la dimisión de monseñor Xing. En 2005, cuando fue escogido para ser el obispo auxiliar de Shanghai de acuerdo con Roma y con la aprobación de Pekín, su nombramiento fue percibido como un signo que animaba a la unidad de la Iglesia de China. En efecto, la Santa Sede había aceptado la candidatura de monseñor Xing con la condición de que monseñor Jin, obispo «oficial» de Shanghai obtuviera la aprobación del obispo «clandestino» de Shanghai, monseñor Fan Zhongliang, también de avanzada edad, para que de ahora en adelante monseñor Xing fuera el único obispo de Shanghai. Monseñor Fan estuvo conforme y se podía pensar que, a la desaparición ineluctable de los dos viejos obispos, monseñor Xing se convertiría en el único rostro de la Iglesia en Shanghai.

Por razones que no han sido hechas públicas, estos hechos no se han desarrollado como estaba previsto. En ausencia de declaraciones del interesado mismo, que se refugió en el silencio, lo que se puede llamar «el misterio Xing» permanece tal cual.

En cuanto al futuro obispo coadjutor de Shanghai, que debería ser ordenado de aquí a finales de junio, monseñor Jin se ocupó de escoger a una personalidad originaria de Shanghai. Formado en el seminario de Sheshan, el gran seminario regional vinculado con Shanghai, ordenado sacerdote en 1994, el padre Ma ejerció diferentes ministerios pastorales en la diócesis. Decano del sector de Pudong, el barrio sacado de la tierra sobre la orilla opuesta al Shanghai histórico, el padre Ma asumió un tiempo las funciones de director de las publicaciones de Quangqi Press, uno de los dos principales editores católicos del país. Presenta también la particularidad de haber comenzado su ministerio en el seno de la comunidad «clandestina» de Shanghai, antes de unirse a las filas de los «oficiales» hace unos diez años. Apreciado por el presbiterio, parece el adecuado para asegurar la unidad de la diócesis más grande de China, cuando sus dos figuras históricas, monseñor Jin por la parte «oficial» y monseñor Fan por la parte «clandestina» desaparezcan.

Falta la cuestión de su ordenación episcopal. Últimamente, se ha constatado que Pekín procuró sembrar la discordia imponiendo las ceremonias de ordenación de los obispos nombrados de acuerdo con Roma con la presencia de obispos ilegítimos o legítimos pero que habían participado en ceremonias de ordenación ilícita. Parece ser que será monseñor Jin quien presidirá la ordenación del futuro monseñor Ma, no hay ninguna información sobre los nombres de los dos obispos co-consagrantes o de los otros obispos que podrían colocarse alrededor del altar de la catedral de Shanghai en la ceremonia.

Traducido del francés por Raquel Anillo

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }