Argentina: El Seminario de La Plata afectado por el temporal

Mensaje de condolencia del arzobispo Aguer

Share this Entry

El arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, quien se encuentra en Roma para asistir a la asamblea anual de la Pontificia Comisión para América Latina y que hoy fue recibido por el papa Francisco, envió sus condolencias a los deudos de las víctimas mortales del temporal que se abatió sobre la archidiócesis, y les aseguró sus oraciones. 

En comunicación telefónica con su obispo auxiliar de La Plata, monseñor Alberto Bochatey OSA, monseñor Aguer quiso “interiorizarse detalladamente sobre lo sucedido, las víctimas y daños sufridos por las numerosas familias afectadas”. 

“El arzobispo, preocupado y dolido por el sufrimiento de sus archidiocesanos, quedó atento a la evolución de los acontecimientos y en oración junto a la tumba de San Pedro”, informó la curia platense en un comunicado.

Monseñor Aguer dio instrucciones a sus dos obispos auxiliares, monseñor Nicolás Baisi y monseñor Alberto Bochatey, para que “estén en alerta y puedan responder urgentemente a las necesidades que se planteen a causa del temporal, coordinando las acciones tanto con Cáritas como con todas las parroquias de la arquidiócesis y demás instituciones de la Iglesia”. 

El Seminario afectado

El temporal que se abatió sobre La Plata y alrededores la noche del 2 de abril, además de las víctimas mortales, dejó el saldo de numerosas evacuados. En algunos sitios se registró hasta un metro y medio de agua. Cuando se cerraba esta edición había ya 25 muertos y tres mil personas evacuadas. El agua llegó en algunos lugares a los dos metros.

La zona del Seminario Mayor San José, frente al parque Castelli, también sufrió inundación y la furia del agua. Todos los seminaristas, bajo la dirección del canónigo Gabriel Delgado, brindaron refugio, alimentos y abrigo a decenas de personas afectadas, tanto vecinos y pasajeros circunstanciales del transporte público, que incluso pasaron la noche en el Seminario. 

El Seminario y la parroquia contigua Nuestra Señora de la Piedad también sufrieron inundación y daño, con hasta un metro de agua en su interior.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación