El episcopado argentino pide la verdad sobre la muerte de Nisman

El fiscal Natalio Alberto Nisman apareció muerto en su casa este lunes

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

Los obispos argentinos se han pronunciado sobre el fallecimiento del fiscal Natalio Alberto Nisman y han hecho un llamado a las autoridades y a toda la dirigencia política del país para poner “todo el esfuerzo, honestidad y capacidad investigativa, para alcanzar la verdad, única base de la justicia”. Además, alientan a “mantener serenidad y cautela en los juicios, firmeza y perseverancia en la búsqueda de la verdad”.

El fiscal Nisman fue encontrado muerto en su casa, con un disparo en la cabeza, el 19 de enero. Ese día iba a presentar al Parlamento los documentos con los que acusaba a la presidenta del gobierno, Cristina Kirchner, por pactar con Irán un presunto acuerdo de impunidad a los altos cargos iraníes acusados del atentado terrorista a la asociación judía AMIA en 1994 en Buenos Aires.

Por esta razón, los obispos han expresado su afecto y oración a la madre y la familia del fiscal Natalio Alberto Nisman “pidiendo al Buen Dios el consuelo de la fe”. En un comunicado enviado este miércoles, el episcopado de Argentina comparte “la conmoción, perplejidad e incertidumbre que en estos días afectan a los argentinos”. No obstante, se muestran confiados en que “las instituciones de la República, para superar las sombras de impunidad que dañan la salud de la democracia”.

Por otro lado, los prelados han recordado que “debemos enfrentar estos desafíos confiando en las reservas morales y en los profundos valores que son el sustento de nuestra convivencia, porque la falta de verdad despierta profunda desconfianza y termina dañando el tejido social”. Y añaden que “como nación soberana necesitamos estar a la altura de las exigencias judiciales e institucionales, para que este doloroso acontecimiento sea esclarecido”.

Finalmente, concluyen su comunicado invitando al pueblo a “intensificar la oración por la patria en todas las comunidades, como así también a los hermanos de otras confesiones cristianas y otros credos a permanecer unidos en la plegaria. Pedimos a los hombres y mujeres de buena voluntad a unir sus pensamientos a esta causa”.



Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación