V/Line VLocity train at Lara Victoria Australia

WIKIMEDIA COMMONS - Marcus Wong Wongm

El Papa pide dejarse envolver por el Jubileo de la Misericordia

En la audiencia del Santo Padre con los trabajadores de las líneas ferroviarias de Italia, recuerda que la misericordia es la primera y verdadera medicina para el hombre

Share this Entry

El santo padre Francisco ha recibido esta mañana a los trabajadores de las líneas ferroviarias italianas. Reconociendo la gran labor que realizan, el Papa ha querido recordar a los trabajadores que han perdido la vida en este trabajo y ha pedido que esto, “en lo que depende de nosotros, no suceda nunca más”.     

Así, el Santo Padre ha querido hacer referencia a las iniciativas de solidaridad vinculadas a las línas ferroviarias italianas. Help Center, por ejemplo, permite a quien está en dificultad encontrar ayuda, socorro y asistencia. “Todos necesitamos estas antenas, que nos permitan captar las señales de lo que sucede a nuestro alrededor, para conseguir percibir los sufrimientos de los otros, sin permanecer insensibles”, ha observado el Papa. Otra iniciativa que ha mencionado es la del albergue don Luigi Di Liegro en la estación de Termini en Roma, donde este viernes el Santo Padre abrió la Puerta de la Caridad. Este centro, tal y como ha recordado Francisco, ha sido renovado por las líneas ferroviarias en colaboración con cáritas diocesana.

Por ello, el Pontífice ha deseado que el Año Santo nos enseñe “todo esto” y grabe en nuestra mente y en nuestros corazones que la misericordia es la primera y verdadera medicina para el hombre, una medicina de la que cada uno tiene urgente necesidad. Cuántas sanaciones hace una caricia misericordiosa, ha exclamado. Asimismo, ha observado que esta medicina influye de forma continua y sobreabundante en Dios, pero debemos también ser capaces de donarla unos a otros, para que cada uno pueda vivir en plenitud su humanidad.

En esta línea, el Santo Padre ha recordado que quien atraviesa las Puertas Santas con amor, “encontrará perdón y consolación, y será impulsado a donar y donarse con más generosidad, para la propia salvación y la de los hermanos”. Por ello, ha pedido a los presentes dejarse transformar por el paso a través de esta puerta espiritual, de tal forma que marque interiormente nuestra vida. Del mismo modo ha invitado a dejarse envolver por el Jubileo de la Misericordia para renovar “el tejido de toda nuestra sociedad, haciéndola más justa y solidaria, sobre todo en esta ‘tercera guerra mundial’ que ha estallado: ‘por partes’, pero lo estamos viviendo”.                     

 

                    

 

Share this Entry

Rocío Lancho García

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación