Thomas decidió comenzar acciones legales en enero de 2024 Foto: Marca.com

Transexual Lia Thomas pierde batalla legal: World Aquatics le impide competir en categoría femenina

Print Friendly, PDF & Email

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) desestimó la apelación de Thomas, argumentando que “simplemente no tenía derecho a comprometerse con la elegibilidad para competir en competiciones de WA” debido a que no era miembro de la natación estadounidense.

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

Julio Tudela y Cristina Castillo

(ZENIT Noticias – Observatorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia / Valencia, 09.07.2024).- La nadadora estadounidense Lia Thomas, quien se convirtió en la primera deportista transgénero en ganar un título en la liga universitaria estadounidense (NCAA I) en la final de las 500 yardas en marzo de 2022, ha perdido su demanda contra World Aquatics (WA).

Thomas decidió comenzar acciones legales en enero de 2024 contra la decisión de este organismo internacional de prohibir la participación en la categoría femenina a cualquier persona que haya “pasado cualquier parte de la pubertad masculina.” A pesar de haberse sometido al proceso de transición en 2019, Thomas no ha competido desde 2022.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) desestimó la apelación de Thomas, argumentando que “simplemente no tenía derecho a comprometerse con la elegibilidad para competir en competiciones de WA” debido a que no era miembro de la natación estadounidense. El TAS concluyó que la política y los requisitos operativos no estaban determinados por su situación actual.

Aunque World Aquatics insiste en su compromiso de ser inclusivo y fomentar un entorno de justicia y respeto para atletas de todos los géneros, esta decisión implica que Lia Thomas no podrá competir en los Juegos Olímpicos de París 2024.

Como ya recogimos en un informe previo de nuestro Observatorio, Thomas arrasaba en los campeonatos de natación femeninos en que participaba a nivel universitario, suscitando una gran división de opiniones respecto a su presencia en esta categoría.

Un intenso debate

La participación de atletas transgénero en competiciones deportivas ha generado un intenso debate en los últimos años. Por un lado, hay mujeres que luchan por su derecho a competir en ligas colegiales, universitarias y profesionales, que se oponen firmemente a la participación de atletas trans. Por otro lado, existe un movimiento que aboga por permitir que las atletas trans compitan de acuerdo con las identidades de género que han elegido.

En el caso de Thomas, su participación en campeonatos universitarios llevó a la Asociación Nacional de Atletas Universitarios (NCAA) a establecer un límite máximo de testosterona en sangre como criterio para considerar a una persona como mujer admisible en competiciones femeninas. Aunque Thomas se sometió a tratamientos con supresores de testosterona, aún mantiene una ventaja evidente sobre sus rivales.

Sebastian Coe, campeón olímpico y director de World Athletics, ha afirmado que las diferencias biológicas son innegables y que “el género no puede superar a la biología”.

En 2022, tras una reunión con mujeres de la Universidad de Princeton preocupadas por la presencia de Thomas en competiciones femeninas, Robin Harris, directora de la conferencia atlética de la Ivy League, se posicionó a favor de la nadadora trans y se negó a cambiar las normativas a mitad de la competición, calificando a quienes se oponían como “tránsfobas.”

Nuestra valoración

Definir los niveles plasmáticos de testosterona como el factor único que debe dirimir si un varón que ahora se define mujer está en igualdad de condiciones con el resto de competidoras femeninas constituye un importante error. La constitución física, metabólica, endocrina y neurológica viene determinada por el sexo genéticamente determinado desde el estado embrionario. Modificar los niveles de testosterona no elimina la configuración masculina en los afectados, que seguirán gozando de la superioridad física que les ha proporcionado su masculinización durante toda su vida.

El establecimiento de categorías para las competiciones deportivas se dirige precisamente a que los atletas compitan en las condiciones más equilibradas posible, es decir, en condiciones de igualdad. Ignorar el sexo biológico supone exactamente lo contrario: incidir contra la igualdad de oportunidades de los que, siendo diferentes, tienen el mismo derecho a ellas.

Gracias por leer nuestros contenidos. Si deseas recibir el mail diario con las noticias de ZENIT puedes suscribirte gratuitamente a través de este enlace.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }