Dona ahora!
Francisco bendice a los fieles en la plaza de san Pedro © Vatican Media

Francisco bendice a los fieles en la plaza de san Pedro © Vatican Media

Audiencia general: “Reconocimiento” y “respeto” hacia quienes nos han traído al mundo

Resumen de la catequesis en español

(ZENIT – 19 sept. 2018).- El Papa Francisco ha reflexionado en la audiencia general sobre el cuarto mandamiento de la ley de Dios: «Honra a tu padre y a tu madre, […] para que se prolonguen tus días y seas feliz en el país que Dios te da». 

La catequesis que ha ofrecido esta mañana, 19 de septiembre de 2018, el Santo Padre en la audiencia general ha tratado sobre el cuarto mandamiento: “Honra a tu padre y a tu madre” (de la Carta de San Pablo a los Efesios, 6, 1-4). 

“En el Señor, honramos a nuestros padres con la libertad de hijos adultos y los acogemos con misericordia y amor” ha anunciado el Papa Francisco, continuando así su ciclo de catequesis sobre los mandamientos de la ley de Dios.

El Papa recibe un regalo en la audiencia general © Vatican Media“Honrar” significa “reconocer” y dar importancia a los padres “a través de acciones concretas”, que manifiestan “afecto y cuidado”; y esto tiene como efecto una vida larga y feliz –ha expresado el Papa–.

La felicidad que promete el mandamiento no se encuentra vinculada a los “méritos” de los padres, sino en el “reconocimiento” y el “respeto” hacia quienes nos han traído al mundo, ha matizado.

El Papa ha enseñado que esta sabiduría milenaria evidencia la importancia del ambiente familiar en los primeros años de vida, que repercute en la posterior forma de ser y comportarnos, y ha transmitido esperanza: “Podemos pensar en tantos jóvenes que, después de haber vivido una infancia difícil y dolorosa, se han reconciliado, a través de Cristo, con la vida y han sido un ejemplo luminoso para muchos otros”.

Los enigmas y los porqués de nuestra vida se iluminan “descubriendo la presencia del Señor” a nuestro lado, ha señalado el Obispo de Roma.

About Rosa Die Alcolea

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación