Dona ahora!
© Vatican Media

© Vatican Media

El Arzobispo Scicluna y el Cardenal Gracias reflexionan sobre los pasos que se deben dar tras el Encuentro para la Protección de los Menores

Aclaraciones de ‘Como Una Madre Amorosa’ y oficina para manejar el abuso

Necesitamos desarrollar ciertos aspectos del Motu Proprio ‘Como una Madre Amorosa’…
 
Se está considerando crear una oficina para supervisar la protección de menores, otra diferente a la actual Comisión Pontificia para la Protección de Menores…
Ambos puntos fueron confirmados a ZENIT por el Arzobispo Charles Scicluna, presidente de la Conferencia de Obispos de Malta, el reformador encomendado por el Papa para combatir e investigar los abusos sexuales, y uno de los cuatro organizadores del reciente encuentro sobre la Protección de los Menores en la Iglesia en el Vaticano, del 21 al 24 de febrero, y el Arzobispo de Bombay, India, el Cardenal Oswald Gracias, otro de los cuatro prelados del comité organizador del encuentro, asesor del Papa, y presidente de la Conferencia Episcopal de India.
Los comentarios se hicieron en el Augustinianum, el 24 de febrero, durante la conferencia de prensa final del encuentro para combatir el abuso sexual, convocada por el Papa, que reunió a los presidentes de las conferencias mundiales de obispos y otros representantes en la Iglesia y en la vida religiosa.
Junto al Cardenal Gracias y el Arzobispo Scicluna –secretario adjunto en la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano– intervinieron el Padre Federico Lombardi, jesuita, presidente de la Fundación Vaticano Joseph Ratzinger – Benedicto XVI, moderador de la reunión; El padre jesuita Hans Zollner, presidente del Centro para la Protección de Menores de la Pontificia Universidad Gregoriana, y miembro de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores, parte del comité organizador; la periodista mexicana Valentina Alazraki, que intervino en el Encuentro; Paolo Ruffini, Prefecto del Dicasterio del Vaticano para comunicaciones; y Alessandro Gisotti, Director ad interim de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.
Cada día comenzó con oración, luego dos intervenciones por la mañana, otra por la tarde, cada una seguida por una sesión de preguntas y respuestas, y luego grupos de trabajo reflejando  las idiomas. Algunos puntos destacados de estos días fueron la liturgia penitencial del sábado por la tarde y la misa del domingo por la mañana.
El Papa, después de la Misa del domingo y antes del Ángelus al mediodía, pronunció un discurso de clausura en el que pidió una “batalla total” contra los abusos, e enfatizó que se deben erradicar. Dijo que donde  surge un solo caso de abuso, “se trataría con la mayor seriedad”. También denunció los encubrimientos. Tres acciones inmediatas, entre las que aún se están considerando, incluyen un nuevo Motu proprio sobre el abuso para el Estado de la Ciudad del Vaticano, un vademecum proporcionado por la Congregación para la Doctrina de la Fe para indicar a los obispos preguntas y respuestas sencillas sobre cómo manejar diversas situaciones, y grupos de trabajo para lugares sin recursos ni comprensión adecuada.
Algunas víctimas, hombres y mujeres, estuvieron presentes durante los momentos de oración y dieron testimonios. Los organizadores se reunieron con algunas víctimas antes de la conferencia.
Los oradores han recordado durante y antes del encuentro que ya existen protocolos sólidos para la cero tolerancia del abuso sexual hacia los menores y hacia la negligencia de los Obispos en el Motu Proprio Como una Madre Amorosa del Papa Francisco.
El problema es que los protocolos deben ser completamente observados, seguidos, y nunca ignorados o descuidados. Mientras que en algunas partes del mundo, especialmente en los países anglófonos, y algunas partes de Europa las han tomado en serio, otras partes del mundo no lo han hecho.
Aclaración del Motu proprio Como una Madre amorosa
Durante la conferencia de prensa del 22 de febrero, Cardenal Sean O’Malley, Arzobispo de Boston y Presidente de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores, comentó que se está preparando una aclaración a la aplicación del Motu proprio Como una Madre amorosa.
ZENIT preguntó sobre la aclaración en la rueda de prensa, en la clausura del 24 de febrero de 2019.
“Una de las cosas que debe aclararse mejor acerca de Como una Madre Amorosa, dijo el Arzobispo Scicluna a ZENIT, “es [que debe haber] más información sobre lo que sucede cuando un superior general o uno de los jerarcas de las congregaciones religiosas cometieron abusos, porque eso no está bien desarrollado en el motu proprio, como está”. Así que un futuro “reglamento”, como lo llaman, sin duda especificará este aspecto.
“De lo contrario, el procedimiento es lo que es”, dijo, señalando: “Tendrá que ser aplicado a diferentes tipos de trabajos en las congregaciones de una manera que todavía no lo hace”. Señaló que ciertas congregaciones tienen congresos regulares, que son las reuniones del personal ejecutivo. Otros lo tienen cada mes. “Depende”, dijo el prelado.
“No hay necesidad de un gran cambio de paradigma, no hay necesidad de eso”, señaló, sin embargo, este aspecto de un mayor desarrollo del aspecto sobre el liderazgo de las congregaciones religiosas, señaló, es “uno de los aspectos importantes que se necesita revisar en ‘Come una Madre Amorevole ”.

ZENIT reconoció que había habido alusiones esta semana a la idea de crear un Consejo Pontificio para la Protección de Menores (algo más allá de la actual Comisión Pontificia para la Protección de Menores), y que otros, como Arzobispo Coleridge de Australia en una entrevista reciente con otra publicación católica llamó a un oficio de alto nivel en el Vaticano para luchar en contra de los abusos y las raíces de la cultura clerical.

Cardenal Gracias respondió a ZENIT, confirmando que la idea de una curia de este tipo surgió en las discusiones. “Gracias por la pregunta”, dijo, señalando que han discutido la posibilidad.

“Tenemos la comisión actual, pero nos gustaría profundizar lo que tenemos”. Para la estructura apropiada que se está considerando, sería de suma importancia que “mantenga su libertad, que siga siendo autónoma, incluso si es dentro de la curia”.

“Nunca debe ser una camisa de fuerza”. “Debemos mantener su libertad incluso en la curia, y esta es una de las cuestiones que estamos tratando de resolver”, dijo Cardenal Gracias, señalando que debe tener un poder independiente adecuado para ayudar a las diócesis y al Santo Padre.

Traducción de Richard Maher

About Deborah Castellano Lubov

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación