Dona ahora!

Un hombre conversa con un sacerdote © Cathopic

“Habla con un sacerdote”: Los jóvenes españoles se movilizan

“Ningún paciente sin Biblia”

(zenit – 1 abril 2020).- Los jóvenes españoles demuestran una vez más su gran capacidad para la solidaridad, movilizándose para ayudar a los enfermos en esta crisis provocada por la pandemia, que ya ha causado 8.189 muertes y 94.417 enfermos, según datos actualizados por el Gobierno el 31 de marzo de 2020.

Conscientes de la necesidad de acompañamiento espiritual que muchas personas sienten estos días, un grupo de jóvenes católicos han puesto en marcha HablaConUnSacerdote.com, un servicio gratuito que conecta a personas en aislamiento por la crisis sanitaria con sacerdotes católicos.

Hasta el próximo 11 de abril ningún español saldrá de casa –salvo los que deban trabajar o salir excepcionalmente a comprar o pasear al perro–. En España, el estado de alarma fue decretado en todo el territorio el 14 de marzo por el Gobierno, y prorrogado 15 días más, con el objetivo de imponer distancia social para frenar el ritmo de contagios.

¿Cómo funciona?

Los sacerdotes voluntarios para hablar con quien lo desee figuran en una lista, en la página web HablaConUnSacerdote.com. Los sacerdotes voluntarios comparten su disponibilidad, que aparece en la web junto con su nombre y su fotografía.

A través de la web el paciente solicita una cita e inmediatamente recibe un SMS confirmándole el sacerdote que le atenderá y el día y la hora de la cita. Los organizadores advierten de que “se necesita reservar con mínimo 18 horas de antelación”. Así, aclaran que “es el sacerdote quien llama”, y aunque “las reservas son de una hora, lo cual no significa que las llamadas sean de una hora”.

Los jóvenes invitan a difundir la iniciativa: “Si conoces a alguien víctima de las consecuencias de la COVID-19 en forma de enfermedad, aislamiento, duelo por un ser querido o cualquier tipo de sufrimiento que pueda requerir de acompañamiento espiritual, por favor, ¡comparte este servicio!”.

Biblias para los hospitalizados

En el marco de la solidaridad juvenil, entre otras tantas, varios jóvenes del Opus Dei de Valencia promueven la compra y el envío de ejemplares del Nuevo Testamento a los enfermos de coronavirus. Para ello, se ofrecen a recoger dinero, comprarlos y hacerlos llegar a aquellas personas hospitalizadas.

“Con vuestra ayuda compartiendo esta iniciativa y las donaciones que podéis realizar, intentaremos llevar la Biblia a todo aquel que lo necesite a través del Capellán correspondiente, médicos, enfermeros, etc…”, aseguran. “Recordad que junto a estos pequeños libros van vuestro cariño, oraciones y sobre todo, mucho Amor hacia el prójimo hospitalizado”.

En estos momentos cruciales, nos movemos animados por las palabras del Papa del pasado 27 de marzo en San Pedro: “Señor, bendice al mundo, da salud a los cuerpos y consuela a los corazones. Nos pides que no sintamos temor. Pero nuestra fe es débil y tenemos miedo. Más tú, Señor, no nos abandones a merced de la tormenta”.

Se puede colaborar ingresando una cantidad al número de cuenta bancario ES63 0049 4410 19 2310013039, y a través de bizum al número 683 586 559.

About Rosa Die Alcolea

Profesional con 7 años de experiencia laboral en informar sobre la vida de la Iglesia y en comunicación institucional de la Iglesia en España, además de trabajar como crítica de cine y crítica musical como colaboradora en distintos medios de comunicación. Nació en Córdoba, el 22 de octubre de 1986. Doble licenciatura en Periodismo y Comunicación Audiovisual en Universidad CEU San Pablo, Madrid (2005-2011). Ha trabajado como periodista en el Arzobispado de Granada de 2010 a 2017, en diferentes ámbitos: redacción de noticias, atención a medios de comunicación, edición de fotografía y vídeo, producción y locución de 2 programas de radio semanales en COPE Granada, maquetación y edición de la revista digital ‘Fiesta’. Anteriormente, ha trabajado en COPE Córdoba y ABC Córdoba.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación