Dona ahora!

La visita del ministro de Interior de Israel al Papa impulsa las negociaciones

Garantiza visados para el personal religioso en su país

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 14 septiembre 2004 (ZENIT.org).- El ministro del Interior de Israel, Avraham Poraz, se reunió este martes con Juan Pablo II en la residencia pontificia de Castel Gandolfo, después de haber abordado con los colaboradores del Papa algunos de los puntos de negociación que están entablando en estos momentos la Santa Sede y su gobierno.

En los encuentros se afrontaron cuestiones de competencia del Ministerio del Interior, como la entrega de visados a sacerdotes, religiosos y religiosas, y las actuales negociaciones entre la Santa Sede e Israel sobre la el régimen fiscal que tendrán las instituciones eclesiásticas en ese país, según informa un comunicado de prensa emitido por la Sala de Prensa de la Santa Sede.

Por lo que se refiere «al régimen de visas de entrada a Israel para el personal religioso de la Iglesia católica», aclara el documento, firmado por Joaquín Navarro-Valls, portavoz de la Santa Sede, «el ministro aseguró que ha dado las instrucciones necesarias para una solución satisfactoria».

En meses pasados, las autoridades israelíes negaron visados de entrada en particular a sacerdotes o religiosos procedentes de países árabes. Algunos eclesiásticos tuvieron también problemas para renovar su visa de estancia en Israel.

El delegado apostólico en Jerusalén, el arzobispo Pietro Sambi, reveló este martes que «ahora casi todo el personal religioso ha recibido el visado».

«Es necesario, sin embargo –añadió en declaraciones al diario «Avvenire»–, mecanismos para evitar que cada año, cuando hay que renovar el permiso, haya que someterse a un gigantesco laberinto. Se necesitarían normas escritas que introduzcan un cierto automatismo».

La delegación israelí y la vaticana afrontaron también «el estado de avance de las negociaciones que tienen lugar en Jerusalén para la realización de un acuerdo que defina el régimen fiscal de las instituciones eclesiásticas en Israel».

Las leyes israelíes, confirmadas por la Corte Suprema israelí, reconocen la exención fiscal de las propiedades eclesiásticas. Sin embargo, en diciembre de 2002, mientras tenían lugar negociaciones entre Israel y el Vaticano, el gobierno decidió una drástica reducción de esta exención fiscal.

Después de un año en el que no se dieron contactos oficiales entre la Santa Sede y el gobierno de Israel, representantes de ambas entidades se reunieron del 6 al 9 de septiembre en Jerusalén para revisar aspectos de la aplicación Acuerdo Fundamental de 1993.

Sobre las cuestiones pendientes, el delegado pontificio ha revelado que tendrán lugar otros encuentros entre las delegaciones de Israel y del Vaticano para poder redactar un documento final de acuerdo.

En la reunión de este martes, el señor Poraz estuvo acompañado por el señor Oded Ben-Hur, embajador de Israel ante la Santa Sede, por el consejero Paltiel Varon, y por el director del Departamento de Israel para las Relaciones con los Cristianos, Cesare Marjeh.

Por su parte el cardenal Sodano, estuvo asistido en el encuentro por el arzobispo Giovanni Lajolo, secretario para las Relaciones con los Estados, y por los monseñores Franco Coppola y Joseph Murphy, ambos oficiales de la Secretaría de Estado del Vaticano.

El conflicto entre israelíes y palestinos no fue argumento de la reunión, pues según revela la nota de Navarro-Valls, la Santa Sede ya ha expuesto su posición sobre la paz en Oriente Medio en las recientes visitas realizadas al Vaticano por el jefe del Estado de Israel y su ministro de Exteriores.

El ministro Poraz es cofundador y exponente del Partido Shinui, que ocupa 15 de los 120 escaños de la Knesset, segundo partido de la coalición del gobierno.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación