Dona ahora!
Monseñor Juan de la Caridad García Rodríguez

Monseñor Juan de la Caridad García Rodríguez

Los obispos de Cuba saludan al nuevo arzobispo de La Habana

En un comunicado agradecen también al cardenal Jaime Ortega por su labor pastoral

(ZENIT – Roma).- Los obispos de Cuba, en un comunicado firmado en La Habana y publicado en su web, señalan que “el nombramiento que ha hecho el papa Francisco de monseñor Juan García Rodríguez como nuevo arzobispo de La Habana es para nosotros motivo de alegría y esperanza”.

Añaden que se trata de un “acontecimiento que acompañamos con la sostenida y ferviente oración para que el Señor conceda a monseñor Juan los dones de la sabiduría y la fortaleza que le permitan un fecundo ministerio pastoral”.

“Al mismo tiempo –concluyen los obispos– agradecemos al Señor los largos y fructíferos años del episcopado de nuestro cardenal Jaime Ortega Alamino a quien también encomendamos en esta nueva etapa de su vida.

Desde Cuba envían a ZENIT la siguiente biografía:
Monseñor Juan de la Caridad García Rodríguez nació en Camagüey el 11 de julio de 1948, en el seno de una familia sencilla -su padre trabajador ferroviario y su madre ama de casa- donde nacieron varios hijos.

Quienes le conocen lo caracterizan como hombre de gran sencillez de vida, entrega apostólica, oración, vivencia de la virtud. De manera especial su sentido de fraternidad con los sacerdotes, tanto con gestos de gran comprensión, servicio y apoyo, como de autoridad discreta y firme.

Señalan que se puede decir que el papa Francisco ha nombrado nombrado arzobispo de La Habana a un pastor que “huele a oveja”

Ingresó siendo adolescente en el Seminario “San Basilio Magno” en El Cobre y, posteriormente, concluyó su formación teológica en el Seminario “San Carlos y San Ambrosio” de La Habana como parte del primer grupo que realizó todo el período de formación sacerdotal en Cuba y que sus 15 miembros fueron ordenados entre el mes de diciembre de 1970 y 1971, con excepción de monseñor Juan García quien fue ordenado en el templo parroquial de Morón el 25 de enero de 1972, cuando aún no había cumplido 24 años de edad.

Sus primeros años de ministerio sacerdotal los ejerció en la actual diócesis de Ciego de Ávila (erigida por el papa Juan Pablo II en el año 1995), tanto en Morón como en la misma ciudad capital de la provincia y Jatibonico. Posteriormente (1989) fue trasladado a la parroquia de Florida y otras comunidades vecinas. Fue co-autor del Devocionario Popular “Los cubanos rezamos a Dios” y fundador y director de la escuela para misioneros de la Diócesis.

El 15 de marzo de 1997 fue nombrado obispo auxiliar de Camagüey (con el título de obispo Gummi de Proconsolare) y recibió la ordenación episcopal en el Templo de la Merced en la ciudad de Camagüey el 7 de junio de ese mismo año, con la imposición de las manos de Mons. Adolfo Rodríguez Herrera, quien también lo había ordenado de presbítero. Su lema episcopal es: “Ve y anuncia el Evangelio”.

A fines del año 1998 la diócesis de Camagüey fue elevada al rango de sede metropolitana, es decir, arquidiócesis, siendo monseñor Rodríguez Herrera su primer arzobispo. Años después, ante la renuncia del arzobispo, monseñor Juan García Rodríguez asumió este servicio pastoral el 10 de junio de 2002.

Aspectos de su vida sacerdotal y episcopal

Presidió la 1ª Asamblea Nacional de Misiones celebrada en La Habana en el año 2006.

Elegido presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba en el mes de febrero de 2006, período en el que representó al episcopado cubano en la V Asamblea General de Aparecida (2007) e invitó al pPapa Benedicto XVI a visitar a Cuba, en las palabras que le dirigió con ocasión de la Visita ad limina en el año 2008.

En febrero del 2007 fue nombrado por el papa Benedicto XVI como miembro del Consejo Pontificio Justicia y Paz.

Correspondió a monseñor García Rodríguez la celebración de la beatificación del Hno. Olallo Valdés OH el 14 de noviembre de 2008. Así como iniciar el proceso de beatificación de su antecesor, el actual siervo de Dios monseñor Adolfo Rodríguez Herrera.

Ha acompañado a lo largo de sus catorce años como pastor de la Iglesia camagüeyana varias obras iniciadas por su antecesor, como por ejemplo, el funcionamiento del Seminario “San Agustín” para acoger a jóvenes con vocación sacerdotal y acompañarlos en sus primeros años de formación. De igual forma la experiencia de una pequeña finca que apoya el autoconsumo de la Casa Diocesana y de otros comedores al servicio de los necesitados, etc.

Formó parte del primer grupo de peregrinos que hizo el recorrido de “La Ruta de la Virgen” desde Cayo Morales – Bahía de Nipe (Mayarí) hasta la Basílica de El Cobre, con ocasión del Trienio Preparatorio al Jubileo Mariano por el IV Centenario del Hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad.

Ha mantenido el vínculo de “Iglesia Hermanas” entre la arquidiócesis de Camagüey y la arquidiócesis de Indeanápolis (EEUU), así como llevar hasta casi su terminación el Hogar de Ancianos que construye la arquidiócesis de Camagüey en memoria de su primer arzobispo ya fallecido.

Presidió las celebraciones por el 500º aniversario de la Ciudad de Puerto Príncipe (Camagüey) que conllevó la restauración de varios templos de la ciudad.

Actualmente es miembro del Comité Permanente de la COCC y Presidente de las Comisiones Nacionales de Misiones y Familia, razón por la que fue elegido como representante de la Conferencia Episcopal al Sínodo Ordinario de la Familia en el 2014.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación