Dona ahora!
Misa criolla © Luis Cam

Misa criolla © Luis Cam

Misa criolla: El regalo de “Chabuca” al Perú

Repertorio con guitarra y cajón

Tras 50 años de haber sido compuesta la “Misa criolla de Chabuca” fue el mejor regalo que la ciudad de Lima recibió por sus 484 años de fundación.

La Basílica Catedral de Lima retumbó al son de guitarra y cajón. Y es que la misa criolla cantada, aun es para muchos desconocida. Se trata de todo un repertorio con guitarra y cajón que deslumbró a los asistentes de una boda en 1969. Era una noche especial se casaba la hija de María Isabel Granda Larco, más conocida como “Chabuca Granda”, una de las más renombradas compositoras de música criolla en Lima.

Teresa Fuller, hija de Granda, recuerda esos momentos durante una entrevista para la prensa peruana con mucha nostalgia. Una vez su madre le preguntó: ¿Qué quieres que te regale en tu boda? una misa le dijo, jamás imagino que tuviera preparada esta sorpresa.

Al cumplirse casi cinco décadas después de aquel día Teresa recuerda la emoción del momento en la parroquia Santa María Magdalena de Pueblo Libre, así lo describe Luis Enrique Cam, cineasta peruano quien quedó embelesado con esta historia que luego lo llevó a realizar un documental estrenado el 31 de octubre en el día de la canción criolla.

Misa criolla para todo el Perú

Granda le regaló a la ciudad de los reyes un repertorio de 10 canciones; vals, festejo, zamacueca, y marinera. El cardenal Juan Luis Cipriani resaltó durante su homilía la necesidad de revalorar la ciudad con el sentido de hermandad y fraternidad que la llevó a convertirse en la casa del Señor de los Milagros.

“Miremos la belleza de sus añejas calles con ese espíritu limeño de amor y compromiso con el que el criollismo destacaba siempre, en sus acordes a los “barrios altos” como la perla adornada por los monasterios y la vida contemplativa”, resaltó Cipriani durante la acción de gracias a la que también asistió el flamante alcalde de Lima, Jorge Muñoz Wells.

Pero, ¿por qué es especial la música que hizo Chabuca?, la autora de “Fina estampa”, “El puente de los suspiros”, o “Seño Manue” consiguió pasar por todos los ritmos con esta misa, desde el landó hasta el tondero y el festejo.

Para el Arzobispo de Ayacucho monseñor Salvador Piñeiro Chabuca fue un profeta de su tiempo porque al cumplirse 50 años del Concilio Vaticano II una de las primeras resoluciones que tomaron los padres de la iglesia es la incorporación de la lengua vernácula en la liturgia de la misa. “Ella se adelantó y le puso sus cualidades artísticas sumadas a su pasión religiosa a esta composición que ahora nos invita a seguir los pasos de la liturgia con los sones peruanos”, comenta monseñor Piñeiro durante el documental.

Más que un regalo de bodas

El material discográfico se grabó bajo la tutela de la propia Chabuca. Ella quería que cada nota lleve el sentimiento de su obra. Hasta ese entonces los valses criollos no salían del tundete, con los aportes del bossa nova y la trova se logró darle el toque de modernidad a la música criolla de la Lima de antaño.

Esto causó toda una revolución, y es que por la Lima del 60 solo se permitía la música sacra en misa. El LP grabado en Colombia fue destruido por el taco de la cantante criolla enamorada del puente de los suspiros. Sucedió que al momento de la grabación se alteró el orden de las canciones, el ofertorio había dispuesto al inicio del lado b del material discográfico según comentó Cam a un diario local.

Chabuca quería que la misa criolla sea un regalo al Perú, es decir ninguna pareja debía se pagar por usarla en su boda. Gracias a la intervención de Susana Roca Rey en 2001 se relanza una nueva versión, pero esta vez en el orden correcto.

Legado cultural

A través de este trabajo documental se da a conocer el patrimonio inmaterial del Perú además se desvela una de las más profundas inspiraciones de la cantautora más reconocida del siglo XX.

Este repertorio de diez canciones queda perennizado en el imaginario colectivo como aquella marcha nupcial o el Danubio Azul de Richard Strauss. Granda nacida en Cotabambas en la región Apurimac, consciente de la carencia de que en el Perú la música con la que se celebran las bodas proceden de países extranjeros, le regala al país este selecto grupo de 10 canciones como un himno para celebrar la unión de las parejas. Esa fue la voluntad de la gran Chabuca Granda, un regalo suyo al pueblo del Perú.

Al término de la misa de acción de gracias, el cardenal Juan Luis también destacó esta fecha tan especial al cumplirse un año de la visita pastoral de Francisco al Perú. “El amor que Chabuca inspira en su canto se refleje siempre en nuestra ciudad. Mantengamos viva la fe con la que celebramos hace un año la presencia del papa Francisco en nuestro país.

About Esther Nuñez Balbín

Lima, Perú Periodista colegiada con ejercicio de la profesión desde 2001. Licenciada en periodismo por la Universidad Jaime Bausate y Meza, de Lima. Estudios complementarios en Teología, Filosofía, comunicación digital; así como en Conducción de noticieros y producción audiovisual. Con preparación adicional en doctrina social de la Iglesia, comunicación institucional en el sector público y eclesial. Ha ejercido tareas como imagen institucional en la Oficina de Educación de la Conferencia Episcopal Peruana. Asimismo, Jefa de prensa de un canal y editora de dos revistas impresas. Experiencia en la realización de talleres de redacción, así como en corresponsalías de agencias y portales web, dirección, producción y conducción de programas de radio y televisión. Colabora con artículos, entrevistas y reportajes en Zenit desde agosto de 2018.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación