Chile: Abolida la pena de muerte

El ministro de Justicia indica que es una opción por la vida humana

Share this Entry

ROMA, 3 nov (ZENIT.org).- Chile abolió la pena de muerte. Tras cuatro sesiones de discusión, la Sala del Senado aprobó la medida el 1 de noviembre pasado por 29 votos a favor, 15 en contra y ninguna abstención.

A partir de ahora la cadena perpetua, que contempla un mínimo de condena de 30 años antes de solicitar la remoción del castigo, será la pena máxima infligida por la ley.

El ministro chileno de Justicia, José Antonio Gómez, explicó que ante esta opción el país ha querido dar prioridad a la protección de la vida humana.

La última condena tuvo lugar en 1998. Los pasillos de la muerte de Chile, sin embargo, sólo contaban con un condenado. No se había producido ninguna ejecución desde 1985.

Desde 1990, la Presidencia de la República había optado sistemáticamente por la conmutación de la pena de muerte en cadena perpetua. En 1997, un proyecto pedía ya la abolición pero fue rechazado en razón del caso de los «psicópatas de Viña del Mar».

El código penal chileno contemplaba la pena de muerte (por pelotón de ejecución) en los casos de homicidio de un miembro de la familia, secuestro de niños o violencia contra ellos, secuestro de adultos que hubiera provocado la muerte y homicidio de agentes de policía.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")