La ONU celebrará en 2001 el Año Internacional del Voluntariado

Los voluntarios, fuerza clave para la acción de esta institución

Share this Entry

GINEBRA, 28 nov (ZENIT.org).- El próximo será el Año Internacional del Voluntariado, según anunciaron hoy, martes, fuentes de Naciones Unidas.

Con esta iniciativa la organización espera ofrecer un reconocimiento expreso durante el año 2001 de aquellos profesionales que entregan cotidianamente su apoyo a las misiones humanitarias de la ONU.

La organización propone que los gobiernos y las autoridades locales aseguren mecanismos que permitan contabilizar la contribución del sector del voluntariado, su calidad y capacidad, y que quienes sean considerados los mejores ejemplos de esta actividad reciban premios por sus labores, tanto a nivel nacional como internacional.

Asimismo, las Naciones Unidas esperan que los países miembros realicen campañas y gestiones para fomentar la acción humanitaria, y proponen como alternativa para integrar personal que el voluntariado sea una posibilidad a la realización del servicio militar.

El año 2001, con todos los proyectos previstos para el voluntariado, también será la ocasión de establecer una red de informaciones sobre este tema, en la cual los países puedan intercambiar datos, ideas y diversas contribuciones. La promoción de esta actividad también forma parte de los proyectos de la ONU para el año que viene.

Con más de 20.000 profesionales de 140 países, el programa de voluntarios ha llevado a cabo desde 1970 diversas tareas, como ayudar a poblaciones en situación de emergencia alimentaria, asistir a los médicos y enfermeras en países africanos que atienden a enfermos de sida, o en el registro de ciudadanos para votaciones en países de alto riesgo.

Sin embargo, pese a la gran cantidad de personas interesadas en ofrecer su ayuda, las necesidades mundiales son crecientes y las Naciones Unidas necesitan más personal para entregar su ayuda adecuadamente.

El perfil de un voluntario de las organizaciones internacionales es un profesional de unos 39 años, con casi una década de experiencia en su actividad, y que en el país o lugar destinado recibe un pequeño sueldo que le permite vivir razonablemente. Sin embargo, los dos años de contrato con la ONU no significan una nueva orientación profesional. El 64 por ciento de los voluntarios provienen de países en desarrollo y el 36 por ciento de ellos son mujeres.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")