Sierra Leona: Dos misioneros secuestrados desde hace meses se evaden

Print Friendly, PDF & Email

Eran utilizados como «escudos humanos» por los rebeldes

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

ROMA, 6 dic 2000 (ZENIT.org).- Los dos misioneros que estaban secuestrados desde el 6 de septiembre por los rebeldes del Frente Revolucionario Unido (RUF) en Sierra Leona han logrado recuperar la libertad.

Franco Manganello, 62 años, y Vittorio Mosele, 65 años, llegaron ayer por la mañana a Freetown, la capital, tras una marcha a pie que duró toda la noche.

Los misioneros javerianos, los dos italianos, se fugaron de sus carceleros por los que, sin embargo, «en el curso de estos tres meses han sido tratados con respeto», aseguró monseñor Giorgio Biguzzi, obispo de Makeni y activo protagonista del proceso de pacificación en el pequeño país africano.

La aventura de los dos misioneros es singular: secuestrados por los guerrilleros del RUF, mientras asistían a los refugiados sierraleoneses de un campo de prófugos más allá de la frontera con Guinea-Conakry, fueron mantenidos bajo vigilancia especial en la parroquia de Madina (40 kilómetros al norte fe la ciudad de Kambia) (Cf. «Secuestrados dos misioneros javerianos en Sierra Leona»).

«En estas semanas les han dejado vivir su ministerio libremente –relata monseñor Biguzzi al diario Avvenire–. Celebraban regularmente la misa, visitaban a los parroquianos, al inicio de noviembre han organizado incluso la jornada mundial misionera».

El único «límite» impuesto era el de no alejarse de la zona. Oficialmente, para el RUF, los dos misioneros no eran rehenes, como explica la agencia misionera Misna: si los retenían era sólo «por razones de seguridad», porque alrededor menudeaban los combates contra el Ejército gubernamental. En cierto sentido, eran utilizados como escudos humanos.

Los guerrilleros habían prometido a monseñor Buguzzi que, apenas volviera la calma a la región del norte del país, los dos misioneros serían llevados a Freetown.

«Pero esta paz tarda en llegar –dice desde Freetown monseñor Biguzzi– y ahora nuestros dos javerianos han tomado la iniciativa de venirse solos».

El padre Mosele, entre otras cosas, es ya un veterano de los secuestros: entre febrero y abril de 1999, fue hecho prisionero por el RUF en Makeni.

En Sierra Leona está en vigor formalmente una tregua en los combates pero los rebeldes del RUF en realidad no parecen tener la intención de respetar ningún acuerdo.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }