Liberia: La mediación del arzobispo de Monrovia libera al abogado torturado

Monseñor Michael Francis decisivo para la libertad de Tiawan Gongloe

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

MONROVIA, 5 mayo 2002 (ZENIT.org).- El destacado abogado de derechos humanos, Tiawan Gongloe, arrestado y torturado la pasada semana por la policía fue liberado por mediación del arzobispo de esta ciudad, monseñor Michael Francis.

«Estoy feliz de estar vivo. Estuve cerca de la muerte durante la única noche que estuve detenido por la policía», dijo Gongloe, según informa «AllAfrica».

El 24 de abril, el coche de Gongloe, tras ser detenido por un funcionario de policía, fue arrestado y conducido al cuartel de policía para ser interrogado sobre un discurso que hizo en marzo, en una conferencia en Guinea sobre la paz, en la Mano River Union, condenando la violencia como medio del poder estatal. El mismo día de su arresto, el diario «Analyst» que publicaba la historia fue clausurado.

Dos funcionarios de policía vestidos de paisano le golpearon y dieron patadas toda la noche de manera que, a la mañana siguiente, no podía ni sentarse ni estar de pie. Sufrió alguna pérdida del oído, un ojo hinchado, dolores en los riñones y otras heridas. Pero declaró que no ha cambiado sus postura sobre los derechos humanos y la democracia.

Abogados que tuvieron noticia de su condición hicieron presión ante la policía para que hospitalizaran a Gongloe y a continuación fue ingresado en el Hospital Cooper Adventista del Septimo Día de Monrovia.

No se ha formulado ninguna acusación contra Gongloe, pero el Gobierno dijo que el abogado podría ser objeto de una ulterior investigación. Este es el incidente más reciente de una serie de arrestos desde que se impuso el Estado de Emergencia en el país el pasado 8 de febrero.

Con anterioridad, la Asociación Liberiana de la Abogacía había solicitado un mandato judicial de «habeas corpus» en favor de Gongloe, cuando parecía que podía ser dado de alta a la fuerza del hospital y vuelto a ingresar en prisión.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación