Una hambruna podría arrasar África austral el próximo otoño

Tres años de sequía exigen una intervención inmediata

Share this Entry

HARARE, 11 junio 2002 (ZENIT.org).- La oficina de Cáritas británica (CAFOD) ha alertado de la hambruna que amenaza a Africa austral si no se interviene urgentemente en la región. Sus consecuencias podrían ser devastadoras.

El informe elaborado por Richard Miller y James Thornberry, miembros de la CAFOD en Harare, la capital de Zimbabue, revela las consecuencias de tres años ininterrumpidos de sequía en estos países africanos.

Malawi agotará sus reservas alimentarias en agosto dada la escasez de la cosecha de este año. Una catástrofe que, según los cálculos los citados expertos, exigirá la aportación de 600.000 toneladas de alimentos. Zambia y Angola se enfrentan a situaciones similares.

En agosto del año pasado ya se registraban casos de desnutrición entre la población, según comentaba una enfermera de la diócesis de Zomba (Malawi). En este país, el deteriorado sistema inmunológico de 800.000 enfermos de Sida hace incierta su situación ante la carencia de alimentos.

En Zimbabue Cáritas ha reforzado su programa de distribución de comida, para el que se necesitará una financiación adicional de 4.500.000 euros aproximadamente para cubrir la alimentación de 200.000 personas y la distribución de semillas a los agricultores en situación más precaria.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")