Rowan Williams, arzobispo de Canterbury y líder de la Comunión Anglicana

Print Friendly, PDF & Email

Se opone al aborto, admite la ordenación de homosexuales y el matrimonio de divorciados

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

LONDRES, 23 julio 2002 (ZENIT.org).- El doctor Rowan Williams, arzobispo de Gales y teólogo, ha sido nombrado en la mañana de este martes arzobispo de Canterbury.

El prelado ha sido escogido como guía espiritual de la Iglesia anglicana por el primer ministro británico Tony Blair, después de que la reina Isabel II aprobara su nombramiento.

Williams, de 52 años, casado y padre de dos hijos de 14 y 6 años, debería asumir el cargo en octubre sustituyendo al arzobispo George Carey, quien presentó su renuncia anticipadamente después de once años de gobierno.

Será el jefe espiritual de la Comunión Anglicana, con unos 70 millones de fieles en todo el mundo.

Alcanzó renombre cuando se convirtió, con tan sólo 36 años de edad, en catedrático de Teología en la Universidad de Oxford. Políglota –habla siete idiomas–, es autor de libros sobre historia de la teología y de poemas escritos en 1994.

En el seno de la Iglesia anglicana, se ha pronunciado a favor de la ordenación de mujeres y ha reconocido abiertamente haber ordenado a pastores homosexuales declarados.

Se ha mostrado igualmente a favor de la renuncia por parte de la Iglesia Anglicana a su estatuto privilegiado en el Reino Unido. Sostiene además que, en términos generales, los divorciados pueden casarse por la Iglesia.

El nuevo líder anglicano se opone al aborto por considerar que la vida humana comienza desde el momento de la fecundación.

Políticamente, ha condenado la operación estadounidense en Afganistán tras los ataques terroristas del 11 de septiembre

El cardenal Cormac Murphy-O’Connor, arzobispo de Westminster y presidente de la Conferencia Episcopal de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales, declaró al conocer la noticia: «Como teólogo reconocido, hombre de profunda espiritualidad y comunicador de talento, demostrará –no me cabe la menor duda– ser una fuerza para el bien de este país y del mundo cristiano».

«Vivimos tiempos desafiantes para los líderes cristianos –añadió el líder católico inglés–. Quiero trabajar junto al arzobispo Rowan Williams a la hora de afrontar estos desafíos, tal y como lo he venido haciendo con el arzobispo George Carey».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }