El profesor Luc Montagnier no es médico del Papa

Fuentes de la Santa Sede aclaran informaciones de «Le Monde»

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, 1 septiembre 2002 (ZENIT.org).- La Santa Sede ha quitado valor a las informaciones del diario parisino «Le Monde», según las cuales, la salud de Juan Pablo II habría mejorado gracias a un tratamiento prescrito por el profesor francés Luc Montagnier.

Si bien es verdad que el profesor Montagnier, considerado en algunos ambientes como descubridor del virus del sida, dio al Papa pastillas contra el «estrés oxidante» a base de papaya durante una audiencia a inicios de junio, nunca se ha confirmado que el pontífice las haya tomado, recuerdan fuentes cercanas al Papa consultadas por Zenit y otros medios de información.

«El Papa confía en sus médicos personales para elegir los tratamientos más oportunos», afirman si reservas estas fuentes de la Santa Sede que no han creído necesario ser reconocidas nominalmente.

Las informaciones del diario «Le Monde» tienen lugar después de que los periodistas que acompañaron al Papa en sus viajes a Canadá, Guatemala, México (finales de julio), y Polonia (16-19 de agosto) quedaran sorprendidos por su resistencia física.

Antes de estos viajes internacionales, algunos medios de comunicación en Francia describían al pontífice como paralizado y sin ningún tipo de fuerza física, algo que sin embargo el pontífice ya había desmentido en meses pasados manteniendo su actividad ordinaria de trabajo, en particular sus encuentros públicos.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")