Francia: Secta suicida espera el fin del mundo el 24 de octubre

Se trata de «Néo-Phare», de tipo apocalíptico

Share this Entry

PARÍS, 1 septiembre 2002 (ZENIT.org).- Ahora resulta que el fin del mundo tendrá lugar el próximo 24 de octubre. Esto es lo que creen una decena de miembros de la nueva secta apocalíptica «Néo-Phare», considerada por los servicios secretos como la más inquietante de las que actúan en Francia, informa el diario parisino «Le Figaro».

Los adeptos de este grupo destructivo, provistos de víveres para «prepararse al último viaje hacia Venus» están atrincherados desde hace dos meses en un chalet casi abandonado de Nantes. Están convencidos de que el fin del mundo se originará en un cataclismo terrestre o por el desembarco de platillos voladores.

Su líder, de 36 años, es conocido con el sobrenombre de Arnaud. Al parecer encontró la revelación en un texto exotérico de Andrè Bouguenac, que usa un lenguaje inspirado en la cábala y la numerología.

Su revelación fue acogida con escepticismo por el resto de los miembros de la secta hasta el 11 de septiembre, cuando Aranaud explicó que había visto en los atentados «una señal del fin de los tiempos».

Un ex sectario, conocido con el nombre de Anouk, ofrece su testimonio en el diario parisino: «Arnaud, inspirándose en el Evangelio, quiere crear la Familia divina de los apóstoles del nuevo mundo, nacido del cataclismo final».

La alarma saltó cuando algunos familiares de los seguidores de Arnaud se dirigieron a la Asociación para la defensa de las familias contra las sectas que a su vez alertó a la Misión gubernamental que se ocupa del tema.

La preocupación general ante la posibilidad de un suicidio colectivo se basa en los últimos hechos protagonizados por adeptos al grupo: el mes de julio pasado, uno de ellos se tiró bajo las ruedas de un coche en marcha y otros dos se tiraron desde lo alto del castillo de Clermont.

La policía sigue vigilando el chalet pero el vacío jurídico que existe en Francia sobre el tema no permite por el momento ningún tipo de intervención.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")