Salvador-Honduras: La Iglesia pide tratar los problemas «como hermanos»

Declaraciones del arzobispo de San Salvador, monseñor Sáenz Lacalle

Share this Entry

SAN SALVADOR, 9 septiembre 2002 (ZENIT.org).- El arzobispo de San Salvador, monseñor Fernando Sáenz Lacalle, pidió este domingo a hondureños y salvadoreños que actúen «como hermanos» en las divergencias limítrofes que afrontan ambos países, y rechazó todo hostigamiento a los habitantes en las fronteras.

«Los obispos hondureños como los salvadoreños estamos en una gran sintonía y por lo tanto a todos estamos pidiendo que actúen como hermanos. Hay muchos parentescos incluso de sangre entre salvadoreños y hondureños», declaró Sáenz a la prensa, tras celebrar la misa dominical en la catedral metropolitana.

Sus declaraciones tenían lugar después de que el presidente salvadoreño, Francisco Flores, confirmara a un diario local que su Gobierno presentará este martes a la Corte Internacional de Justicia de La Haya un recurso de revisión de parte de la sentencia que dirimió en 1992 un centenario diferendo fronterizo con Honduras.

Para el arzobispo «las fronteras son artificiales, son inventos humanos, somos todos una familia que tenemos derecho a gozar, a disfrutar de los bienes de la tierra que deben ser para todos».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")