Dolor del Papa por las más de 700 víctimas del naufragio de un barco senegalés

CIUDAD DEL VATICANO, 29 septiembre 2002 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha hecho público su dolor por la muerte de más de 700 de pasajeros de un barco senegalés en las costas de Gambia.

Share this Entry

De las 796 personas, tripulación incluida, que según las autoridades viajaban en el «Joola», tan sólo había 63 supervivientes este sábado. La mayoría de los fallecidos son senegaleses, aunque en el barco viajaban también ciudadanos de Francia, España, Guinea-Bissau, y Gambia.

En un mensaje enviado al nuncio apostólico en Senegal, Juan Pablo II se asocia «por la oración al dolor de las familias tocadas por esta terrible tragedia» y confía «a los difuntos a la misericordia infinita de Dios».

El «Joola» realizaba la conexión entre Casamance, en el sur de Senegal, y Dakar, cuando naufragó, en la madrugada del jueves al viernes, frente a las costas de Gambia. Las autoridades han constatado numerosas irregularidades en la embarcación.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación