Los obispos de Irlanda y el referéndum sobre la ampliación europea

Se muestran favorables, pero no dan indicación de voto

Share this Entry

DUBLÍN, 8 octubre 2002 (ZENIT.org).- La Conferencia Episcopal de Irlanda, en un comunicado publicado este martes, afirma que parece haber más argumentos positivos que negativos para apoyar la ampliación de la Unión Europea, aunque no da indicaciones de voto ante el próximo referéndum

La consulta popular, que se celebrará el próximo 19 de octubre, decidirá si queda ratificado por Irlanda el Tratado de Niza. El país lo había rechazado ya en otro referéndum en la primavera de 2001.

El Tratado lleva el nombre de la Cumbre europea de Niza (diciembre de 2000) en la que se establecieron los mecanismos para ampliar la Unión a un total de 27 países. Actualmente se prevé que en la primera oleada de la ampliación queden fuera Bulgaria y Rumanía, con lo que la UE constaría de 25 socios desde 2004.

El resultado del referéndum es decisivo para toda Europa, pues el Tratado de Niza preveía que fuera ratificado por todos los miembros de la Unión para poder ser aplicado. El futuro de la integración europea depende, por tanto, de uno de su Estados más pequeños.

En su comunicado, los obispos indican que «parece haber argumentos más fuertes a favor del Tratado que en contra. De todos modos, no expresamos una preferencia clara sobre cómo deben votar los electores».

«Los argumentos que afrontamos con el Tratado de Niza son importantes para el futuro de Europa. Urgimos con firmeza a cada quien a informarse lo más posible y a participar con su voto en el referéndum», concluye el comunicado

Los obispos católicos de Irlanda afrontaron el argumento en la reunión de otoño celebrada la semana pasada.

«Deseamos reafirmar nuestro apoyo a la Unión Europea como algo que obedece al mayor interés de nuestra gente. Consideramos que el objetivo de la Unión Europea de servir al bien común en la promoción de la justicia y de la armonía para todos. La integración europea es mucho más que una opción económica y política, es una contribución significativa a la paz mundial», afirman.

De todos modos, reconocen, «la Unión Europea sigue siendo algo remoto a la gente y es malentendida».

Los prelados expresan por último su solidaridad a los países que tocan a la puertas de la Unión Europea.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")