El cardenal Meisner de Colonia critica las burocracias en la Iglesia

Estructuras, comisiones, secretariados… peden «ofuscar la fe»

Share this Entry

COLONIA, 10 octubre 2002 (ZENIT.org).- El cardenal Joachim Meisner arzobispo di Colonia ha explicado en una entrevista publicada el 5 de octubre por «Die Tagespost» las críticas que lanzó durante la última reunión del episcopado alemán a las instituciones burocráticas de la Iglesia en el país.

La homilía del purpurado ante la asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal alemana, había suscitado, como es fácil de imaginar, suscitó un candente debate.

El cardenal expresaba el deseo de que las personas que trabajan en las instituciones de la Iglesia en el país (la Iglesia católica y la luterana son las «empresas» con más empleados después de Volkswagen) vuelvan al «encuentro con la persona de Cristo».

Criticó asimismo todas las «estructuras, comisiones, estatutos y secretariados», que se han ido creando en el seno de la Iglesia y que corren el riesgo de «ofuscar la fe».

El cardenal. Meisner explica a «Die Tagespost» que «en las asociaciones católicas existe gran empeño positivo y testimonio de la fe. Sin embargo, también sucede que sirven de base para la difusión de fuegos fatuos [debates sin vías de salida]. Son evoluciones alarmantes, ante las que los obispos no podemos cerrar los ojos».

El arzobispo de Colonia que, en la homilía, se decía preocupado también por la debilidad de la fe de colaboradores laicos dentro de la Iglesia, en la entrevista aclara que no ha criticado a nadie sino que se ha «expuesto hechos».

Refiriéndose a la labor del catequista, el cardenal, por ejemplo, reconoce la existencia de muchos educadores que «se empeñan por ofrecer un testimonio coherente, basado en un conocimiento fundado de la fe». Al mismo tiempo, recuerda, hay también experiencias negativas en este sentido que constituyen «lamentablemente mucho más que casos esporádicos».

«Negar estos hechos», afirma, «significaría huir de la realidad».

Recordando que la homilía formaba parte del orden del día del pleno de la conferencia Episcopal, el cardenal declara: «mi predicación miraba y mira a denunciar problemas que afrontamos los obispos y a preguntarse cómo podemos contribuir a encontrar una solución».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")