Iglesias abiertas toda la noche en Austria

Son momentos de conversión, afirma el cardenal Schönborn

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

VIENA, 6 junio 2003 (ZENIT.org).- «La noche de la misericordia»: así califica el arzobispo de Viena, cardenal Christoph Schönborn, la iniciativa de mantener abiertas las iglesias, también por la noche, para que los «fieles tengan disponible a cualquier hora un espacio de silencio y oración».

Al referirse al «Congreso internacional para la nueva evangelización y para la misión ciudadana» –sobre el tema «Abrid las puertas a Cristo»–, el purpurado destacó en los micrófonos de Radio Vaticana que, junto a los arzobispos de París, Lisboa y Bruselas, ha decidido poner en marcha esta iniciativa y señala que «en las grandes ciudades es donde el hombre más siente «la necesidad del Evangelio y de la búsqueda de Dios».

Estos innovadores congresos internacionales –el primero se celebró en Viena del 23 de mayo al 1 de junio–, tendrán lugar en París (del 23 de octubre al 1 de noviembre de 2004), en Lisboa (en 2005) y en Bruselas (en 2006).

La idea partió de la comunidad carismática Emmanuel y fue acogida con entusiasmo por los arzobispos-cardenales Godfried Danneels (Malinas-Bruselas), Jean-Marie Lustiger (París), Christoph Schönborn (Viena) y José da Cruz Policarpo (patriarca de Lisboa).

De acuerdo con el arzobispo de Viena, «las capitales europeas deben aprovechar el tesoro que supone tantas iglesias hermosas llenas de historia».

En este contexto, el purpurado subraya que «dejar sus puertas abiertas por la noche para disfrutar de un espacio de silencio y oración supone permitir una experiencia sorprendente».

Estas «noches de misericordia» son una forma de evangelización en las grandes ciudades y brindan a los sacerdotes la posibilidad de hablar abiertamente de la fe con los ciudadanos, explicó el cardenal Schönborn, añadiendo que «la Iglesia abre así su corazón a los corazones heridos de la gente de hoy» y que «estos momentos producen un gran número de conversiones».

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación